Las ‘fintech’ prevén crear 4.500 empleos en un año y duplicar su plantilla

El ramo suma 300 firmas, un 53%más, y busca expandirse en Latinoamérica

El sector celebrará una cumbre iberoamericana en Madrid en mayo

Aplicación de pago vía móvil.
Aplicación de pago vía móvil.

El sector fintech español se consolida y muestra apetito por crecer. Las nuevas empresas financieras de corte tecnológico suman ya unas 300, un 53% más que hace un año, y cuentan con unos 5.000 empleados, cifra que aspiran a duplicar en un año, según los datos publicados ayer en el informe del Observatorio Fintech de Finnovating de 2018. Con estos mimbres, las compañías ponen ya un ojo en Latinoamérica como mercado natural para su expansión. Una baza que el sector ve prioritaria y que tratará de afianzar los días 22 y 23 de mayo, cuando Madrid acogerá la II Cumbre Alianza Fintech IberoAmérica.

El anfitrión será Rodrigo García de la Cruz, nuevo presidente de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI), que ha convertido en una de las prioridades de su mandato ayudar al sector a “crecer, competir y liderar la industria europea y latinoamericana”.

La cumbre contará con la participación de sus homólogos en una docena de asociaciones que representan al sector fintech en una veintena de países, incluyendo los de México, Brasil, Argentina, Chile, Uruguay o Perú. Los ponentes expondrán la experiencia de este nuevo sector en los diferentes países y compararán las novedades regulatorias impulsadas en cada territorio.

El evento contará con la presencia de representantes del Ministerio de Economía de España, de BBVA, como una de las entidades tradicionales que mayor conexión ha impulsado con las firmas financieras tecnológicas, o de compañías fintech con intereses a ambos lados del Atlántico como IPF Digital (matriz de la firma de préstamos rápidos Creditea) o el comparador de créditos Ask Robin.

Desde la fintech española se considera que la reunión sería una oportunidad incomparable para lucir el nuevo marco desregulado que ultima Economía, el llamado sandbox. Aunque los detalles están por ultimar y es cuestionable que el proyecto se lance antes de finales de mayo, se trataría de la primera experiencia latina y un foco de atracción de actividad y talento. La idea es crear un campo de pruebas para la innovación financiera, vigilado pero con baja carga regulatoria.

En todo caso, la expectación que ya despierta la cumbre en el sector es alta. “El 88,9% de las startups europeas y latinoamericanas considera a España un puente entre Europa y Latinoamérica”, recoge el Observatorio Fintech de Finnovating, elaborado con consultas a un centenar de consejeros delegados de fintech de una veintena de países. “El 77,8% de las fintech de Latinoamérica y Europa utilizaría España para expandirse en los respectivos mercados”, remacha el informe.

La idea es que un encuentro entre los emprendedores del Viejo y el Nuevo Continente ayude a consolidar esta expectativa y a estrechar lazos comerciales. “Parte del ADN de las fintech es la internacionalización y España ha demostrado veteranía dentro de la región impulsando siempre el sector financiero”, defienden desde AEFI, subrayando que España “es el país con mayor número de fintech por habitantes en el mundo, lo que le permite seguir siendo un mercado de referencia, cohesionador de inversiones entre Europa e Iberoamérica”. 

Cifras clave

Contratación. El Observatorio Fintech de Finnovating de 2018 estima que cada fintech contratará de media a 12 personas en el próximo año, sumando 4.500 empleados a los 5.000 actuales.

Concentración. El 60% de las firmas fueron creadas en Madrid y el 12% en Barcelona.

Sectores. El 20% de las fintech se dedica a servicios de inversión, el 15% a préstamos colectivos (crowdlending) y el 13% son neobancos. Pese a ello, el 75% de empresas fintech colaboran con bancos tradicionales y, de hecho, el 57,5% ofrecen servicios a empresas, no a particulares.

Financiación. El 87,5% de las fintech ya ha levantado fondos, un 32,5% de ellas, más de un millón de euros.

Normas