¿Quiere lograr la mayor ayuda fiscal para padres? Convenza a su empresa

Descontar el coste de la guardería de la nómina permite un importante ahorro fiscal

El cheque-guardería no será compatible con la nueva deducción para madres incluida en los Presupuestos

declaracion renta pulsa en la foto

El incentivo fiscal con mayor potencial en el impuesto sobre la renta no es ni la deducción por vivienda ni la reducción por aportaciones a planes de pensiones, que en realidad es un diferimiento tributario. El beneficio fiscal que puede permitir una mayor reducción tributaria son los cheques o tickets guarderías que algunas empresas ofrecen a sus empleados en sus planes de retribución flexible. Y, paradójicamente, esta exención no figura en el presupuesto de beneficios fiscales ni está incluida en ninguna estadística pública que permita conocer cuántas personas disfrutan del incentivo y el ahorro agregado generado.

El cheque o ticket guardería consiste en que es la empresa la que paga directamente la guardería del trabajador a través de una compañía tercera, cuyo importe se descuenta de su nómina. Opera de una forma parecida a los tickets o tarjetas de comida. Algunas de las compañías que operan en este sector son Sodexo o Edenred. La ventaja consiste en que la cuota de la guardería se descuenta del salario bruto y, por lo tanto, se reduce la base imponible del IRPF. Se ve mejor con un ejemplo: un contribuyente que gana 50.000 euros anuales y con un hijo paga por IRPF 10.855 euros. Si lleva a su hijo a una guardería que le cuesta 500 euros al mes (5.500 euros en once mensualidades) y abona la cuota a través de un cheque-guardería, su sueldo bruto a efectos fiscales se reduce en esos 5.500 euros y queda en 44.500 euros. Entonces, su cuota a pagar por IRPF asciende a 8.625 euros, lo que supone un ahorro de 2.230 euros. Otro ejemplo: un contribuyente con un salario bruto de 25.000 euros y que paga por la guardería 250 euros se ahorrará 732 euros.

A diferencia de los vales o tarjetas de comida, cuyo límite exento son 11 euros diarios, o la tarjeta transporte, que se limita a 136,36 euros al mes, no existe ningún límite para el cheque-guardería. Es decir, la exención se aplica a la totalidad de la cuota de la escuela infantil, con independencia de su importe. La legislación solo contempla un límite general: la suma de todas estas retribuciones en especie que gozan de exención en el IRPF no puede superar el 30% del salario bruto.

Así, la ayuda fiscal que existe hoy en España para padres y madres que llevan a sus hijos a la guardería es solo accesible para los contribuyentes que trabajan en empresas que ofrecen la oportunidad de incluir los gastos de la educación entre 0 y 3 años en un plan de retribución flexible. El mayor incentivo fiscal para los padres depende de la empresa y no del interesado.

Ello puede cambiar en breve. Los Presupuestos Generales del Estado para 2018 que actualmente se están tramitando en el Congreso incluyen un nuevo beneficio tributario para los hogares que llevan a sus hijos menores de tres años a la guardería. En concreto, la medida negociada por Ciudadanos con Hacienda contempla que la deducción por maternidad de 1.200 euros se amplíe con hasta 1.000 euros adicionales en los casos en los que la madre incurra en gastos de guardería para niños menores de tres años. Esta nueva deducción no será compatible con el cheque-guardería de los planes de retribución flexible y que están exentos del IRPF.

Aquellas contribuyentes y hogares que actualmente pagan el jardín de infancia de sus hijos a través de un cheque-guardería deberán calcular si les resulta más rentable la exención fiscal o la nueva deducción en cuota de hasta 1.000 euros. Que sea más favorable una u otra opción dependerá de factores como el sueldo, el dinero destinado a la guardería y en cómo se reparte el gasto educativo entre los miembros de la pareja.

En términos generales, para las rentas más bajas y para hogares que acceden a guarderías públicas, con tarifas menores, les resultará más interesante aplicar la deducción incluida en los Presupuestos que abonar la escuela a través de un plan de retribución flexible. Por ejemplo, una madre trabajadora que pague al mes 250 euros por la guardería (2.750 euros al año), verá como su cuota a pagar en el IRPF se reduce en 1.000 euros si finalmente se aprueba la deducción que propuso Ciudadanos. Y en el caso de que no tenga suficiente cuota, Hacienda le abonará directamente la ayuda. En este sentido, actúa como un impuesto negativo.

¿Y qué pasaría si en lugar de aplicar la deducción, la contribuyente pudiera optar por utilizar un cheque-guardería a través de su empresa? En este caso, su sueldo bruto a efectos del IRPF se reduciría en 2.750 euros al año (el coste anual de la guardería) y el beneficio fiscal dependerá del nivel de renta. Para este ejemplo, solo a partir de un sueldo de 43.000 euros se alcanza un ahorro tributario de 1.000 euros, el mismo importe que la deducción incluida en los Presupuestos. Así, quienes tengan opción de ambos beneficios fiscales deberán sacar la calculadora. En este simulador se puede calcular el ahorro fiscal derivado de pagos en especie:

Ahorro fiscal a través de la retribución flexible

Utilice nuestra calculadora de retribución flexible o pago en especie para conocer qué ahorro fiscal puede conseguir en la Renta a través de los tickets de restaurantes, guardería o transporte.

Datos generales

Retribución flexible - Guarderías

Retribución flexible - Restaurantes

Retribución flexible - Transporte

GASTOS ANUALES
Gasto anual en Guardería
Gasto anual en restaurantes
Gasto anual en transporte
Gasto total en retribución flexible

(*) La retribución flexible no puede superar el 30% del salario bruto.

Ahorro fiscal
Cuota de IRPF sin retribución flexible
Cuota de IRPF con retribución flexible
Ahorro fiscal
Normas