El FMI advierte de que España ha “ralentizado” las reformas

La institución ha calificado de éxito la recuperación de la economía española

Lagarde aplaude el ajuste fiscal realizado por el Gobierno

FMI
El ministro de Economía, Román Escolano, junto a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

El Fondo Monetario Internacional volvió este viernes a calificar de éxito la recuperación de la economía española y aplaudió el ajuste fiscal realizado por el Gobierno, que tildó de “gradual” para mantener el ritmo de crecimiento del país, pero advirtió del ritmo en la ejecución de las reformas estructurales.

“España lo está haciendo bien (...) Claramente, ha habido algo de ralentización en las reformas, por lo que esperamos que haya una revitalización, pero no ha habido marcha atrás”, aseguró Poul Thomsen, director del Departamento de Europa del FMI con motivo de la asamblea del organismo y del Banco Mundial que se celebra estos días en Washington.

La institución volvió a recordar que “España es uno de los países con alto endeudamiento en la zona euro, por lo que creemos que tiene que aprovecharse de la actual recuperación para llevar a cabo ajustes fiscales para rebajar la deuda”, que el fondo prevé que se sitúe al cierre en el 96,7% del PIB a cierre de este año.

El FMI ha revisado esta semana al alza su previsión para la economía española este año, cuatro décimas, hasta el 2,8%, la mayor subida de las economías avanzadas. En sus previsiones de primavera, la institución económica ha incidido en varios de los puntos débiles de la economía española, el alto nivel de deuda, tanto pública como privada, y el desempleo. Unos elementos que el ministro de Economía, Román Escolano, calificó de “desafíos”. “Somos muy conscientes de los desafíos que tenemos por delante, pero si el crecimiento es sostenible, tendremos buenas perspectivas por delante”, remarcó el titular de Economía el viernes en Washington, donde participa en las reuniones del FMI y el Banco Mundial.

Escolano aprovechó el encuentro para calificar de “error histórico” el avance de las medidas proteccionistas y se mostró contrario a las decisiones de política internacional que están “desestabilizando” el libre comercio mundial. Así lo aseguró en una entrevista concedida a la CNBC.

El titular de Economía reconoció: “No nos gusta el proteccionismo. No nos gustan las medidas”, en referencia a las iniciativas adoptadas en las últimas semanas por países como EE UU y China. La puesta en marcha de aranceles a las importaciones a ciertos productos y la amenaza de nuevas sanciones –EE UU estudia ahora trabas contra las tecnológicas–, han incrementado en las últimas semanas la volatilidad de los mercados de renta variable por el posible impacto que pueda tener, reducido hasta este momento.

Una confrontación que se ha convertido en uno de los protagonistas de estos días en Washington, donde también acudió el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien instó a ambas potencias económicas a rebajar la tensión. “Creo que debemos ponernos de acuerdo en que la guerra comercial es mala, ya que en ella todos pierden y no hay ganadores”, insistió Moscovici.

Normas