Iberdrola lanzará una opa sobre la distribuidora brasileña Eletropaulo por 1.400 millones

A través del holding Neoenergía controlado por la española

Sobre la distirbuidora pesa una opa hostil de Energisa

iberdrola
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Neoenergia, la energética brasileña controlado en un 52,45% por Iberdrola, ha suscrito un acuerdo para comprar la distribuidora local Eletropaulo Metropolitana Electricidade de Sao Paulo por un máximo de 1.400 millones. Según el pactro, la primera se compromete a suscribir la totalidad de la ampliación de capital que prevé realizar por un máximo de 67,735 millones de acciones, lo que equivale al 40,4% de su capital social.

 Según señala Iberdrola en un comunicado de prensa, esta operación está sujeta a la aprobación por parte del consejo de administración de Neoenergia, que tiene previsto reunirse el próximo viernes, y contempla un precio a pagar de 25,51 reales brasileños (seis euros, aproximadamente) por cada acción de Eletropaulo.

Esta distribuidora eléctrica ha garantizado a Neoenergia que le adjudicará al menos el 80% del aumento de capital, excluyendo a aquellos accionistas de la compañía que ejerzan su derecho de suscripción preferente en la oferta de suscripción. El consejo de administración de Neoenergia también decidirá en su reunión sobre la posibilidad de lanzar una opa por entre el 51% y el 100% del capital de Eletropaulo.

En estos momentos, sobre esta compañía pesa una opa hostil del grupo Energisa a 19,38 reales brasileños que ha sido rechazada por el consejo.

Esta operación, según la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán, se haría al mismo precio de suscripción que la ampliación de capital (alrededor de seis euros), con lo que el montante de la oferta oscilaría entre 2.134 millones y 4.269 millones de reales brasileños, (equivalente a unos 504 millones y 1.007 millones de euros, respectivamente), en función de la aceptación por parte de los inversores. A ello se sumaría, el importe máximo de la amplición de capital, hasta los 1.400 millones.

Este acuerdo de compraventa entre Neoenergia y Eletropaulo “refuerza el posicionamiento de Neoenergia tras su integración con Elektro, culminada en el verano de 2017”, indica la energética española en su comunicado.

Esta operación, añade, “encaja perfectamente en la actividad del grupo en dicho país, especialmente al situarse geográficamente muy cerca de las áreas de actividad de la distribuidora de Neoenergia Elektro, con lo que las sinergias serán clave”. Esta se resumen en “la optimización de las bases administrativas y operativas; la de contratos y compras centralizadas y los procesos logísticos comunes y la maximización de los recursos de I+D+i”, subraya Iberdrola.

Eletropaulo es una de las mayores distribuidoras de Brasil en cuanto a volumen de energía distribuida y cotiza en el Novo Mercado de la B3, la nueva Bolsa de Brasil heredera del Bovespa. La compañía da servicio a una población de 18 millones de habitantes en 24 municipios del área metropolitana de Sao Paulo, incluyendo la capital. La empresa cuenta con 7,2 millones puntos de suministro, repartidos en una superficie de 4.526 kilómetros cuadrados; 156 subestaciones y cerca de 40.000 kilómetros de lineas de distribución.

Control

Neoenergia, controlada por Iberdrola, es la mayor distribuidora de energía brasileña y una de las mayores de Latinoamérica por número de clientes y la segunda mayor por volumen de energía distribuida en el país.

Se trata de una compañía integrada, con actividad en las áreas de distribución y transporte, comercialización y generación, fundamentalmente renovable. Con presencia en 16 Estados de Brasil, territorios con una población superior a los 43 millones de personas.

Neoenergía, filial de Iberdrola desde agosto, obtuvo el año pasado un beneficio neto de 113 millones , un 27,4% más que en el ejercicio precedente. Según informó Neoenergía en la presentación de resultados anuales el pasado febrero, la economía brasileña tuvo una “ligera recuperación” en 2017, lo que le permitió facturar 5.100 millones, un 38% más que en 2016.

Normas