La compra de casas cae en Cataluña frente al alza general en España

Las ventas bajan un 7,5% en la región en el otoño del ‘procés’ frente a la subida nacional del 11%

La constitución de nuevas empresas retrocede un 17,5% en la comunidad

Una estelada cuelga sobre un edifico de Barcelona.
Una estelada cuelga sobre un edifico de Barcelona.

La compraventa de viviendas en el conjunto de España registró un aumento del 10,9% interanual en el último trimestre de 2017. Cataluña, sin embargo, se desmarcó de esta tendencia casi generalizada y pasó a sufrir el mayor descenso autonómico en el número de transacciones, con una caída del 7,5% en los tres últimos meses del año.

La compraventa de pisos había subido un 9,7% en el trimestre anterior pero cayó en un otoño marcado por el pulso de las fuerzas independentistas que arrancó con el referéndum del 1 de octubre, prosiguió con la declaración unilateral de independencia en el Parlament, y concluyó con la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la celebración de nuevas elecciones el 21 de diciembre.

Solo otras dos comunidades registraron descensos en la compraventa de viviendas, La Rioja (-4,2%) y Murcia (-2,6%), según los datos publicados ayer por el Consejo General del Notariado. El efecto también se dejó notar en la evolución de los precios de la vivienda, que se elevó de media un 4,9% interanual hasta los 1.400 euros por metro cuadrado en el conjunto de España, mientras que se congeló en Cataluña (+0,3%).

En paralelo, los notarios certificaron un “súbito enfriamiento” en la concesión de hipotecas en Cataluña, que a comienzos de 2017 registraba subidas de dos dígitos y acabó el año con retrocesos. Así, pese a que a nivel nacional el número de préstamos concedidos para la compra de vivienda se elevó un 14,9%, en la comunidad catalana se dieron un 2,1% de préstamos menos que un año antes.

En el caso de la constitución de nuevas sociedades, la evolución general del país fue negativa, con caídas del 4,1% en el cuarto trimestre del año, arrojando un saldo negativo para el conjunto del ejercicio, en el que se crearon un 1% menos de empresas que en 2016.

Con todo, desde el Consejo General del Notariado asumen que “la tendencia es particularmente negativa en el caso de Cataluña”, donde la caída fue del 17,3%. La comunidad cumple además cinco trimestres de descensos, si bien la situación se repite también en Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria y La Rioja, mientras que es peor en Extremadura, que suma ya seis trimestres a la baja.

Los datos recogidos por los notarios también viene reflejando un importante fuga de empresas de Cataluña coincidiendo con el choque entre el Govern y el Estado, con la salida de unas 3.000 compañías que han optado por establecerse en otras regiones ante la inseguridad jurídica.  

Normas