Aerolíneas

Los pilotos de Vueling se sienten “el patito feo” de IAG y avisan del riesgo de fuga de personal

Se abren a negociar el convenio tras convocar una huelga para 25 y 26 de abril, y 3 y 4 de mayo

Aseguran tener salarios entre un 30% y un 60% por debajo de su competencia

Vueling
REUTERS

Los representantes de los 1.150 pilotos de Vueling aseguran que la plantilla "está instalada en el mileurismo y no puede más". La sección sindical del Sepla en esta aerolínea del grupo IAG ha convocado cuatro jornadas de paro de 24 horas para los días 25 y 26 de abril, y 3 y 4 de mayo. "Pedimos disculpas a los pasajeros y les aseguramos que no queríamos llegar a poner en marcha la primera huelga de la compañía en diez años", ha señalado en rueda de prensa José Manuel Redondo, jefe de la sección sindical del Sepla en Vueling. Para hoy está fijada una reunión con la dirección de la que deberían salir los servicios mínimos. 

Desde Sepla se denuncia el reiterado incumplimiento del segundo convenio; la falta de propuestas de la compañía en la negociación del tercero, o la ausencia de compromiso con el incremento de producción en España.

Los pilotos se ven como un colectivo "leal" con los acuerdos alcanzados en el pasado: "Los anteriores convenios no nos gustaban, pero había que situar a Vueling en el mercado y se nos aseguró que se nos reconocería cuando hubiera beneficios", ha explicado Redondo. "Nos sentimos el patito feo de IAG; Vueling es una buena inversión para los accionistas, pero no se aprecia retorno alguno a la plantilla".

Desde el Sepla se ha señalado que entre 2017 y 2018 han abandonado la compañía 120 pilotos "por la falta de una carrera con futuro". También estiman que los conceptos fijos del salario de un comandante y segundo de Vueling están entre un 30% y un 60% por debajo de sus homólogos de Ryanair y Easyjet.

"Lo primero que pedimos es que se cumpla el convenio. Hemos pasado una lista de 20 incumplimientos y no reconocen ninguno", subrayan desde la sección sindical. Otro punto caliente, además del salarial, es el de las garantías de producción en España. El Sepla hizo una primera propuesta de máximos por la que Vueling debía comprometerse a crecer más en el mercado local que en las bases de Francia e Italia. Ante la negativa de la dirección el sindicato afirma que rebajó sus pretensiones hasta una propuesta de igualdad en alza de producción, y en posteriores cesiones ha estado dispuesto a aceptar que el 15% de incremento se produzca en España por un 85% en el extranjero.

En fuerte competencia con Ryanair y Easyjet, la dirección de Vueling no quiere atarse las manos respecto a la estrategia de crecimiento, pese a que los seis aviones extra para 2018 los ha puesto en España.

Normas