Témpore se estrena como 50 socimi del MAB con un alza del 7,7%

Prevé crecer hasta 500 millones en 36 meses

La empresa del ‘banco malo’ busca inversores para dar al salto al mercado continuo

Juan Ramón Dios, presidente de Témpore, y Nicolás Díaz Saldaña, consejero delegado, ayer en la Bolsa.
Juan Ramón Dios, presidente de Témpore, y Nicolás Díaz Saldaña, consejero delegado, ayer en la Bolsa.

El mercado dio este martes el beneplácito a la socimi recién creada por Sareb. El vehículo Témpore Properties se estrenó en la sesión en el MAB (Mercado Alternativo Bursátil) con un alza del 7,7%, desde los 10,4 euros con los que comenzaba a cotizar hasta los 11,2 euros con los que cerró la sesión. Eso supone alcanzar una capitalización cercana a los 165 millones.

Témpore, que tiene a Nicolás Díaz Saldaña como consejero delegado, se convierte así en la socimi número 50 que cotiza en el MAB, que se ha transformado en el verdadero mercado para la mayor parte de estas empresas con régimen fiscal propio. Estas sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario están exentas de tributar por el impuesto de Sociedades, a cambio de la obligatoriedad de repartir dividendo y cotizar en Bolsa. Son propietarias de inmuebles destinadas para el alquiler. Fuera del MAB cotizan las mayores de estas inmobiliarias, como Merlin y Colonial (que se convirtió en socimi el pasado año) en el Ibex, y Lar España e Hispania en el continuo. Además, se espera el debut de Testa Residencial para mayo con un valor bursátil cercano a los 2.000 millones.

Precisamente Testa compite en el mismo segmento en el que se posiciona Témpore, el de las viviendas destinadas al alquiler. Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria) creó este vehículo para desaguar una pequeña parte de su inmensa cartera inmobiliaria. Dispone de más de 1.500 activos, fundamentalmente viviendas junto a garajes y trasteros, con un valor de 175 millones.

Pero la vocación de la socimi es crecer rápidamente. Para este año espera cerrar una compra de alrededor de 160 millones también en propiedades de Sareb, que controla el 99% de Témpore. Ambas entidades mantienen un acuerdo marco por el que la socimi puede comprar viviendas destinadas al alquiler al banco malo.

La socimi se marca como objetivo llegar a 500 millones en activos en los próximos 36 meses, un plazo en el que prevén dar el salto al mercado continuo. En este crecimiento, según Témpore vaya adquiriendo más casas, el banco malo se irá diluyendo del capital, para quedarse como socio minoritario hasta que salga de la sociedad en un plazo de entre tres y cinco años.

Los activos

Rentabilidad. La cartera inicial de Témpore tiene una rentabilidad del 3,7%, con unos niveles de ocupación del 80% y con una tasa de morosidad del 5,5%. La compañía espera llegar al 5,5% de rentabilidad en 2019.

Ubicación. El 82% de las casas están en zonas metropolitanas periféricas de Madrid y Barcelona. Los alquileres van de 400 a 700 euros de media.

Normas