La Garantía Juvenil solo facilita un contrato a un 33% de los inscritos

En Europa este programa alcanza al 42% de sus posibles beneficiarios

El Gobierno flexibilizó el pasado año los requisitos de acceso al programa

Dos jóvenes haciendo prácticas.
Dos jóvenes haciendo prácticas.

Un 33,8 % de los jóvenes inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil se beneficiaron con algún contrato, al menos una vez al año, entre 2015 y 2016, según los datos ofrecidos por el Gobierno en respuesta a una pregunta parlamentaria realizada por el PSOE.

El Ejecutivo señala en relación con la Iniciativa de Empleo Juvenil puesta en marcha por la UE para que los jóvenes puedan acceder al mercado laboral, que entre 2015 y 2016 se produjeron 584.002 inscripciones frente a 197.824 personas que fueron beneficiarias.

En 2016, el total de jóvenes parados menores de 30 años ascendió a 625.789, de los que 404.841 decidieron inscribirse en el plan de garantía juvenil y se beneficiaron posteriormente 181.952 jóvenes. En 2015, el número de jóvenes parados menores de 30 años sumó 718.980, el número de inscritos, 179.161 y el de beneficiarios, 15.872.

Según estos datos, las inscripciones en 2016 fueron más del doble que las registradas un año antes, mientras que en 2017 también se han vuelto a duplicar tras sumar 1.006.049, pese a que todavía no se conoce el número de beneficiarios.

Y es que el 31 de enero de 2017 se convalidó el nuevo modelo de garantía juvenil que posibilitó que todos los jóvenes menores de 30 años inscritos como demandantes de empleo en los servicios públicos de empleo fueran inscritos directamente en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, incluso con efectos retroactivos. También se flexibilizaron los requisitos para poder acceder al sistema.

Pese a ello, el PSOE critica la escasa incidencia de este plan entre los jóvenes parados y el diputado Miguel Angel Heredia recuerda que mientras en Europa el sistema de Garantía Juvenil alcanza al 42 % de sus potenciales beneficiarios, en España ese porcentaje es del 29%.

Asimismo, el representante socialista reprochó que “se benefician más los varones, un 32 %, que las mujeres jóvenes, un 27 % a pesar de que son más las mujeres en paro”, afirma el diputado socialista.

La garantía juvenil es un programa al que pueden acceder los menores de 30 años que lleven un mes sin trabajo o cuatro meses después de finalizar los estudios. La finalidad es encontrar un empleo o apuntarse a un curso de formación o unas prácticas laborales. La UE dotó al programa con 6.400 millones de euros y España tiene asignada una dotación de 3.260 millones de euros hasta el 2020.

 

Normas