Almirall, dermatología y estética con vocación exterior

La compañía catalana lanzará en breve dos fármacos para la psoriasis, sus apuestas para volver al beneficio

Centro de I+D de Almirall en Sant Feliu de Llobregat.
Centro de I+D de Almirall en Sant Feliu de Llobregat.

De líder local en dermatología a farmacéutica global, que se apoya en la investigación para ser un referente en el área de salud de la piel. Han pasado 75 años desde que Antonio Gallardo Carrera fundó la catalana Almirall, con una planta de producción en Sant Andreu de la Barca y un centro de I+D en Sant Feliu, en Llobregat. Así, su primer desarrollo, un fármaco para el tránsito intestinal (cleboprida), fue la punta de lanza de la firma para obtener la primera licencia fuera de España.

"Hoy es la tercera compañía en prescripción dermatológica en Europa, la sexta en EE UU, según la consultora IMS, y la segunda en inversión en I+D en España, según el Global Innovation 1000 2015", indican en la empresa, que cotiza en el mercado continuo desde 2007, con 13 filiales que operan en 21 países de Europa y EE UU y acuerdos y alianzas en más de 70.

Entre sus hitos destacan la autorización en EE UU en 2000 del antimigrañoso almotriptán; la comercialización en Europa de Sativex, para tratar los síntomas de la espasticidad moderada severa asociada a la esclerosis múltiple, y la adquisición siete años más tarde de la dermatológica Herman o de la estadounidense Aqua en 2010.

Esta última filial es la principal responsable de sus malos resultados en 2017, con unas pérdidas de 304 millones, además de los gastos en I+D en la suiza Poli, adquirida en 2015 para fortalecerse en Asia y reformar su posición en Europa y EE UU.

En el área respiratoria resalta la aprobación en Europa y EE UU de Eklira Genuair, para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que supone los cimientos de este negocio, aunque en 2014 vendió los derechos de esta franquicia a AstraZeneca. En 2015 entra en medicina estética con la inversión en Suneva Medical y en 2016 compra ThermiGen, de tecnología de radiofrecuencia.

Peter Guenter, el nuevo consejero delegado tras la dimisión en agosto de Eduardo Sanchiz por la crisis en EE UU, confía en que con el lanzamiento en 2018-2019 de Skilarence y su primer biológico tildrakizumab, ambos para la psoriasis, la catalana vuelva a beneficios.

El laboratorio madrileño que quiere ser multinacional

Almirall, dermatología y estética con vocación exterior

E l laboratorio cotizado Rovi se encuentra en un proceso de transformación tras 72 años de operaciones. La compañía familiar de López-Belmonte, que facturó 275,6 millones de euros en 2017, un 4% más que en 2016, quiere dar un salto al exterior y convertirse en multinacional europea.

Para lograrlo y crecer en el futuro, el grupo, con cuatro plantas para fabricación propia y a terceros en España, apuesta por la comercialización del biosimilar de Enoxaparina (anticoagulante), que se lanzó primero en Alemania en septiembre pasado y, posteriormente, en más de 20 países de Europa. Con esto pretende elevar sus exportaciones y su peso en el extranjero: del 40% actual al 80% en cinco años.

La gallega que sedujo a EE UU con su antitumoral Yondelis

Almirall, dermatología y estética con vocación exterior

La primera biofarmacéutica gallega que busca remedios en el mar, antigua Zeltia, lleva 32 años en el mercado centrada en oncología e investigación médica. Pero Pharmamar, con filiales en siete países europeos y un centro en EE UU, es más conocida por su medicamento estrella Yondelis, para el sarcoma de tejidos blandos y el cáncer de ovario. Y fue el primer fármaco español que pisó suelo estadounidense, un hito para la firma, que registró en 2017 unos ingresos de 179 millones, un 0,9% menos.

Tras los fracasos de Aplidin (mieloma múltiple), en revisión, y Zepsyre (cáncer de ovario), ahora pone las esperanzas en la lurbinectedina (cáncer de pulmón miocrítico) para así mejorar sus cuentas.

Normas