Puigdemont, detenido en Alemania

Acababa de cruzar en coche la frontera desde Dinamarca

La fiscalía del estado federado de Schleswig-Holstein estudiará la euroorden

Puigdemont, detenido en Alemania

La policía alemana "ha retenido" al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont cuando acababa de cruzar en coche la frontera desde Dinamarca a raíz de la euroorden de detención cursada por la justicia española, ha informado a Efe el abogado del expresident Jaume Alonso-Cuevillas.

La Policía alemana ha detenido al expresidente en aplicación de la euroorden cuando cruzaba la frontera en coche desde Dinamarca rumbo a Bélgica, país en el que tiene fijada su residencia, han informado fuentes policiales.

Puigdemont fue detenido hoy a las 11.19 hora española en una estación de servicio de la autopista A7, poco después de entrar en territorio alemán por la frontera de Dinamarca, y quedó bajo custodia policial en la ciudad de Jagel, unos 40 kilómetros al norte de Kiel, la capital del estado.

Las autoridades de Alemania han comunicado oficialmente al Gobierno de Mariano Rajoy la detención del expresidente, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo, que han señalado que ahora se seguirán los trámites habituales en el sistema europeo de cooperación policial y judicial.

La detención se ha llevado a cabo en aplicación de la euroorden cursada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Previamente, Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Puigdemont, había informado a Efe que el expresidente de la Generalitat permanece retenido por la policía de Alemania, a la espera de que se practiquen las comprobaciones oportunas en relación con la orden de detención que tiene pendiente.

Los agentes han parado a Puigdemont poco antes de este mediodía, cuando acababa de cruzar en vehículo la frontera alemana desde Dinamarca por una carretera en dirección a Hamburgo, desde donde tenía la intención de regresar a Bélgica.

La detención se ha producido menos de 48 horas después de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena procesara el pasado viernes a 25 implicados en el procés, 13 de ellos por rebelión, entre ellos Puigdemont -al que también se le acusa de malversación-.

Ese mismo día, Llarena decidió activar la euroorden contra Puigdemont -que se encontraba en esos momentos en Finlandia- y los exconsellers Antoni Comín, Clara Ponsatí, Meritxel Serret y Lluís Puig.

Procesado por el Tribunal Supremo por presuntos delitos de rebelión y malversación, fue la Audiencia Nacional la encargada del caso inicialmente.

Dado que no asistió a la declaración ante el juez fijada para el 2 de noviembre, trasladó cinco órdenes europeas de detención y entrega a Bélgica, donde se encontraba desde el 30 de octubre junto a cuatro exconselleres.

Días después, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena asumió la investigación y solicitó a Bélgica que retirase las euroórdenes. La Justicia belga cerró el caso el 14 de diciembre.

Desde entonces Puigdemont ha permanecido en el extranjero, fundamentalmente en Bélgica, lo que no le impidió ser candidato en las elecciones del 21 de diciembre. Desde ese país ha realizado diversos viajes.

La fiscalía

La Fiscalía general del estado federado de Schleswig-Holstein, al norte de Alemania, estudiará la euroorden contra el expresidente , según ha informado a Efe un portavoz del ministerio de Justicia alemán tras la detención del líder soberanista en ese país.

De acuerdo con el sistema federal alemán, las competencias en esa materia corresponden a la Justicia del estado federado y no a la Fiscalía federal, con sede en Karlsruhe (suroeste del país).

Normas