CIE Automotive repartirá el 50% de Dominion entre sus accionistas

Los Riberas será los mayores accionistas, con un 14%

Distribuirá un dividendo en especie, de 0,6 acciones de la filial por una de la matriz

Antón Pradera, en la sede de CIE Automotive en Bilbao.
Antón Pradera, en la sede de CIE Automotive en Bilbao.

CIE Automotive ya ha deshojado la margarita y ha acordado la fórmula por la que abandonará el accionariado de Global Dominion. Como adelantó CincoDías, la compañía vasca había decidido deshacerse este año del 50% que atesoraba en la compañía. Finalmente repartirá estos 84 millones de títulos entre los actuales accionistas de la compañía.

El consejo de administración propondrá a la junta de accionistas distribuir este paquete de acciones en forma de dividendo extraordinario. Es decir, dará 0,65709 títulos de Dominion por cada una de las participaciones en CIE.

Una vez que la junta de accionistas de CIE, convocada para el 24 de abril, dé el visto bueno a la operación, Dominion prevé que los accionistas de referencia de CIE controlen un 35% de la compañía, un 10% quede en manos de sus gestores y "se eleve de forma sustancial" el free float. Según lo anunciado ayer, el reparto de este dividendo en especie será efectivo el próximo 3 de julio junto con el complementario.

De este modo, los primeros accionistas de Dominion será la familia Riberas, a través de Acek, el holding industrial con el que controlan Gestamp. Tienen el 14,9% de CIE, que se traducirá en 11,52 millones de acciones de Dominion. Se sumarán a los títulos que ya tienen de la filial, de tal modo que controlarán un 14,3%.

Por detrás, se situará Corporación Financiera Alba. El brazo financiero de los March controla el 10% CIE. Y ahora tendrán también el 5,16% de la tecnológica. La misma participación que tendrá el presidente de CIE, Antonio Pradera Jauregui. Finalmente, los fondos de Mahindra y Alantra se reparten un 7,43% y un 4,99%, respectivamente de la matriz. Y se les otorgará un 3,83% y un 2,57% cada una.

Compartirán el accionariado de Dominion con la gestora de Banco Santander, que ostenta algo más de un 6%. Por detrás de ella se sitúan dos ejecutivos de la sociedad. El consejero delegado, Mikel Félix Barandian Laudin, controla el 4,9% a través de Carteras e Inversiones Blaster. Y después Alfredo Pérez Fernández tiene el 50% de Alpe 69, que a su vez ostenta el 3,33% de Dominion.

Esta desinversión, anunciada desde que Dominion salió a Bolsa en 2016, se ha acelerado una vez la compañía ha integrado Phone House. Esto ha elevado la facturación al borde de los 1.000 millones, una cifra totémica para iniciar la salida de CIE. Así lo aseguró Lorea Aristizábal Abasolo, directora de desarrollo corporativo de CIE, en la última call conference con analistas.

En ese momento, la compañía vasca se inclinaba o bien por colocaciones en Bolsa o por cerrar una operación corporativa como una fusión o una opa. Sin embargo, CIE afirma ahora que prefiere no realizar esta operaciones para "no dañar" a su filial.

CIE esperaba embolsarse al menos 400 millones, el precio que el mercado ponía a su participación, con el objetivo de reducir deuda y avanzar en el cierre de la compra de otras empresas. Sin embargo, la opción de distribuir la compañía vía dividendo "no tendrá efecto" en la deuda de la matriz, según reconoce CIE.

Normas