Facebook vuelve a valer 500.000 millones de dólares en espera de que Zuckerberg hable

Los inversores recuperan la confianza en la red social, que se anota más de un 2%

El fundador de la red social dará explicaciones en las próximas 24 horas, según Axios

Logo de Facebook
Logo de Facebook AFP

Facebook se recupera ya de las caídas registradas durante dos días en Bolsa y registra las primeras ganancias después de que Axios haya publicado que el fundador de la red social, Mark Zuckerberg, podría comparecer en las próximas 24 horas.

La red social ha iniciado la sesión con pérdidas cercanas al 2%, pero poco a poco se ha sobrepuesto y se anota un 2%. Todo ello después de un descenso del 9% en dos días, que han supuesto la pérdida de cerca de 50.000 millones de dólares (42.000 millones de euros) de capitalización bursátil. Ha pasado de 537.600 millones de dólares a unos 488.000 millones de dólares. Todo ello después de hacerse público el escándalo protagonizado por la consultora Cambridge Analytica, que recopiló ilegalmente datos personales de más de 50 millones de usuarios de Facebook para apoyar la campaña presidencial de Donald Trump.

La caída en Bolsa de Facebook equivale al valor bursátil de empresas como eBay (42.000 millones de dólares) o Tesla (52.000 millones de dólares).  Entre las compañías españolas, Iberdrola cuesta en torno a 38.000 millones de euros y Telefónica vale unos 41.500 millones de euros.

Mientras, han comenzado los rumores de que el fundador y consejero delegado de la compañía finalmente dará la cara. Así lo ha señalado la publicación Axios, que recoge que Zuckerberg comparecerá en las próximas 24 horas. "Es un asunto importante y él lo sabe", ha dicho a este medio una fuente cercana a Zuckerberg. 

Según explican expertos que tratan de explicar cómo ocurrió el escándalo, la crisis desatada por Cambridge Analytica tiene su origen en la decisión de Facebook de 2007 de abrir el acceso a su llamado "gráfico social": la red de conexiones de amigos, Me gusta y otras actividades de la red social. 

Al tiempo de que la compañía trata de frenar la sangría en Bolsa y la pérdida de reputación, se suceden las investigaciones: la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha iniciado las pesquisas y la Comisión Europea ha señalado que sigue de cerca el caso.

A su vez, han comenzado a presentarse demandas en Estados Unidos por el escándalo. El diario Los Angeles Times ha publicado que un grupo de inversores ha presentado una demanda ante la corte federal de San Francisco por las pérdidas registradas en Bolsa tras la revelación del caso de Cambridge Analytica. La demanda colectiva representaría a inversores que compraron acciones de la red social entre el 3 de febrero de 2017 (día que Facebook presentó sus cuentas anuales y señaló algunos fallos de seguridad) y el 19 de marzo de 2018 (dos días después de que el diario The New York Times publicara cómo obtuvo Cambridge Analytica los datos. La demanda se basa en el argumento de que durante ese periodo, desde la compañía se ocultó que había violado sus propias políticas de privacidad, al permitir que una tercera parte accediera a los datos.

Entre otros inversores, el banco escandinavo Nordea ha informado de que ha prohibido de forma temporal a los administradores de sus fondos de inversión comprar acciones de Facebook por el escándalo. "Hasta que no hayamos tenido la oportunidad de analizar por completo la dimensión de este problema, hemos decidido colocar a la empresa en cuarentena", señaló el banco, según recoge Efe.

May descarta vínculos con

La primera ministra británica, Theresa May, descartó hoy que existan vínculos entre su Ejecutivo y Cambridge Analytica, la consultora en el centro del escándalo sobre la supuesta filtración de datos de millones de usuarios de la red social Facebook.

"Hasta donde yo conozco, el Gobierno no mantiene actualmente contratos con Cambridge Analytica o con el grupo SCL (empresa matriz)", dijo May durante una sesión de control en la Cámara de los Comunes, informa Efe. Afirmó que las acusaciones son "claramente muy preocupantes".

"Es absolutamente correcto que sean investigadas de forma adecuada", indicó la jefa de Gobierno.

Normas