Las marcas alimentarias extranjeras, adaptadas al gusto español

La diversificación de productos y el acercamiento al público centran las estrategias

supermercados

Las multinacionales han potenciado su protagonismo en el sector de la alimentación español durante las últimas décadas, con una estrategia basada en la diversificación de productos y el acercamiento al público. Así, compañías como Bimbo, Nestlé, Danone, Unilever, Lactalis, Mondelez y Mars han conseguido acaparar buena parte del mercado y situar sus marcas como claros referentes para el consumidor.

Bimbo, perteneciente a la multinacional mexicana del mismo nombre, está presente en 32 países y es la panificadora más grande del mundo. Cuenta con más de 50 años de historia y desde que introdujo en España el pan de molde no ha parado de innovar. “Disponemos de 15 centros de producción que dan trabajo a más de 5.000 personas”. Nestlé, por su parte, está en 189 países con más de 2.000 marcas. En España instaló su primera fábrica en La Penilla de Cayón (Cantabria) en 1905 y ahora contabiliza 10 centros de producción. “Contamos con una amplia gama de productos, entre ellos infantiles, lácteos, chocolates o cafés”.

Danone destaca en lácteos, aguas y nutrición infantil y médica. “En 2017, la división de lácteos en España obtuvo la certificación B Corp, que reconoce las buenas prácticas y el cumplimiento de los estándares de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad”.

Unilever (Frigo, Knorr, Mimosin, Axe…) ha cumplido 70 años en el país y en las últimas décadas se ha propuesto “un crecimiento constante y respetuoso con las personas y el entorno”. Por su parte, Grupo Lactalis, fundado en 1933, es uno de los líderes mundiales del sector lácteo. La empresa internacional de origen francés, que está presente en 88 países, llegó a España a principios de los ochenta y en 2010 adquirió Forlasa y Puleva, donde “actualmente disponemos de 8 fábricas y 2.500 empleados”.

Mondelez International, una de las mayores empresas de snacking presente en 165 países, comenzó su actividad en España en 1968, con marcas como Suchard (1910), El Caserío (1931) o Fontaneda (1881). “Ahora tenemos 1.300 empleados y cuatro plantas de producción”. Mientras que Mars Incorporated, fundada en EE UU en 1911 (y con marcas como M&Ms, Orbit, Pedigree o Royal Canin), lleva “más de 45 años trabajando en suelo español en alimentación humana y de mascotas” y cuenta con dos fábricas y más de 900 trabajadores.

El desembarco más refrescante

Las multinacionales de bebidas cuentan también con una extensa historia y acaparan gran parte del mercado. Coca-Cola llegó a España en 1953. “En 1961 y 1962 lanzamos Fanta Naranja y Fanta Limón; en 1975, Sprite; en los noventa, Aquarius y Nestea y en 2006, Coca-Cola zero azúcar”. Hoy suma más de 16 marcas y más de 80 productos.
PepsiCo aterrizó también en los cincuenta y agrupa Lay’s, Doritos, Matutano, Pepsi, Gatorade, Quaker, Tropicana o Alvalle. “Tenemos 2.500 empleados y seis centros de producción. Invertiremos 37,2 millones de dólares en una nueva planta de gazpacho en Murcia”.

Schweppes Suntory España fabrica Schweppes, La Casera, TriNa y Sunny Delight. “Ha revolucionado el mundo del mixer y en 2011 lanzó Schweppes Premium Mixers”. Y Heineken España, con 2.400 empleados y más de 45 variedades como Cruzcampo o Amstel. “Casi el 10% de las ventas es de lanzamientos de los tres últimos años”.

Normas