La cuádruple hora bruja y los grandes valores impulsan al Ibex en la recta final de la semana

El selectivo avanza un 0,79% el viernes y supera la barrera de los 9.700

El riesgo de sanciones a China, la trama rusa y los cambios en la Casa Blanca condicionan al inversor

La cuádruple hora bruja y los grandes valores impulsan al Ibex en la recta final de la semana Ampliar foto

La planicie fue la tendencia imperante en la Bolsas europeas en una semana en la que las noticias de índole político que llegaban desde Washington coparon todas las miradas. Hubo que esperar a la sesión del viernes para que los inversores dejaran de lado la apatía y optaran por las compras en una jornada de mayor volatilidad como consecuencia del vencimiento de futuros y opciones sobre índice y acciones, algo que en la jerga bursátil se conoce como cuádruple hora bruja. Los grandes valores de la Bolsa española salieron en ayuda del Ibex 35 que concluyó el viernes con un ascenso del 0,78%. Santander (1,97%), BBVA(1,88%), Repsol (1,86%), CaixaBank (1,83%), Telefónica (1,81%) e Inditex (1,65%) fueron los valores más alcistas de una sesión en la que la Bolsa española movió 3.564 millones. En la semana el selectivo español avanza un 0,77% y superar de manera holgada los 9.700 puntos, nivel que en los últimos días había actuado a modo de barrera psicológica.

Un comportamiento similar al del Ibex 35 fue el registrado por el resto de Bolsas europeas. A medida que pasaban las horas, los índices se desprendían de la ausencia de movimientos de la apertura y concluían la semana con ligeros ascensos. El Cac francés avanza en cinco sesiones un 0,16%; el Dax alemán, un 0,35% y el Mib italiano, un 0,61%. Solo el FTSE británico escapó a los ascensos con una caída semanal del 0,87%.

Menor optimismo es el que había al otro lado del Atlántico donde los inversores siguen con lupa cualquier noticia referente a los aranceles que pretende instaurar la Administración Trump. Hasta la fecha hay más dudas que certezas y los medios estadounidenses empiezan a poner precio a las sanciones a China. De momento la cifra que se baraja oscila entre los 30.000 y los 60.000 millones de dólares, pero son meras especulaciones. Lo que sí está confirmado es la destitución el martes del secretario de Estado, Rex Tillerson, un firme opositor a los aranceles. A esto se suma el veto del presidente de EE UU a la fusión de Qualcomm y Broadcom, un movimiento que es interpretado como un giro más hacia la política proteccionista de la primera economía del mundo y las informaciones que apuntan a la posibilidad de nuevo cese: el del asesor de seguridad nacional, Harold McMaster.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.417,30 -0,11%
EUROSTOXX 50 3.372,94 -0,14%
Petroleo Brent 71,810 0,532%
USD x EUR 0,8740 -0,034%

Con este panorama el dato de producción industrial de febrero (subió un 1,1% frente al 0,5% previsto por los analistas) queda en un segundo plano. A pesar del peor comportamiento relativo en las últimas sesiones, la Bolsa de EE UU se mantiene en positivo en lo que va de año frente a las caídas que acumulan las Bolsas del Viejo Continente.

La reunión de la Fed la próxima semana es una cita clave para testar el sentimiento de los inversores. Los últimos datos de empleo en EE UU muestran una relajación de las presiones inflacionistas, desvaneciéndose día a día la posibilidad de que el banco central estadounidense suba cuatro veces los tipos de interés este año. No obstante, lo que parece confirmado es que el miércoles Jerome Powell acometerá la primera alza de las tasas. No obstante, hay cierto temor de que cuando los miembros de la institución presenten su nuevo diagrama de puntos, muchos de ellos incluyan un repunte adicional del precio del dinero. Sí es así el mercado de deuda volverá a tensionarse, pasando factura a la renta variable. Si no, puede ser la oportunidad perfecta para retomar la tendencia alcistas.

En el mercado español, las informaciones que llegaban de EE UU compartieron el protagonismo con la opa de ACS y Atlantia sobre Abertis y con los resultados de Inditex. Las cuentas del último ejercicio fiscal ayudan al grupo textil a salir de la tendencia bajista de las últimas semanas. De hecho, la empresa gallega consigue colarse como uno de los valores más alcistas del selectivo en la última semana.

La rentabilidad del bono español cerró el viernes en 1,37% frente al 1,46% del pasado 9 de marzo. Los inversores empiezan a descontar que el 23 S&P siga los pasos de Fitch y mejore la nota a España. Mientras tanto, la prima de riesgo se sitúa en los 79 puntos básicos.

Normas