La economía digital plantea importantes retos a las leyes antimonopolio

En 2017 las autoridades de la competencia de todo el mundo han aumentado la imposición de sanciones

La economía digital plantea importantes retos a las leyes antimonopolio
EFE

La normativa sobre competencia va a experimentar importantes cambios para lidiar con las nuevos fenómenos asociados a la realidad digital.Esta es una de las conclusiones del informe sobre las tendencias globales de derecho de la competencia, elaborado por el despacho Clifford Chance, al que ha tenido acceso Cinco Días Legal. Los algoritmos sobre precios y la recopilación de datos estarán cada vez más en el punto de mira de los reguladores, y las ventas online, fintech (Tecnología Financiera) o las licencias de Propiedad Intelectual serán temas recurrentes, según este estudio.

La aplicación del Reglamento europeo de Protección de Datos en mayo de 2018, impulsará el ajuste de las políticas de protección de datos de las empresas dirigidas a clientes de la Unión Europea. La preocupación en torno a la protección de datos deberá considerarse por tanto, como un asunto clave del derecho de la competencia. Como señala Dieter Paemen, socio Clifford Chance en Bruselas, "A medida que se acelere la adopción de tecnologías impulsadas por datos en todos los sectores, cada vez más autoridades de competencia de todo el mundo se centrarán en los riesgos antimonopolio que plantean los datos; de ninguna manera es una moda pasajera ".

Consecuencia también de la digitalización es la dependencia de los consumidores a unas pocas grandes empresas de Internet, como Google, Apple o Facebook. Lo que según este informe también influirá en la legislación y en la aplicación del Derecho de la competencia, a través por ejemplo, de la introducción de umbrales basados en el valor de la transacción, la redefinición de los mercados digitales e incluso un mayor foco en los abusos de posición de dominio por las grandes empresas de internet.

Politización

Todo ello, va unido a una presión política cada vez mayor para que se lleven a cabo cambios fundamentales en la aplicación de las normas de la competencia. En la actualidad existe un amplio consenso a nivel mundial sobre el hecho de que la aplicación del Derecho de la competencia debe tener como objetivo principal la maximización del bienestar del consumidor a través de precios más bajos, mejor calidad y mayor producción. Sin embargo, según expone este estudio del despacho Clifford Chance, la creciente percepción pública de que muchos mercados se han vuelto excesivamente concentrados, ha provocado que surja un movimiento creciente que está pidiendo que las leyes de competencia que persigan objetivos más amplios.

En los próximos años, tal y como explica este informe es previsible que las autoridades de la competencia respondan a estas presiones interviniendo de una manera más intensa y que exista un mayor control del comportamiento competitivo en los salarios, sobre todo en el contexto del control de concentraciones. Además, la legislación propuesta recientemente en numerosas jurisdicciones – incluyendo la UE, EE. UU., Rusia, Australia y Reino unido – está aumentando el riesgo de interferencia política en adquisiciones extranjeras.

Control de concentraciones

Pero el control de las concentraciones por parte de las autoridades de la competencia no es algo nuevo. De hecho, en 2017 se produjo la mayor proporción de operaciones prohibidas en fase 2 por la Comisión Europea hasta el momento, así como la primera intervención del Departamento de Justicia de Estados Unidos en una concentración vertical en los últimos 40 años. También hubo un aumento significativo en todo el mundo de las sanciones por error en la notificación o por suministrar información incorrecta o gun-jumping, es decir, ejecutar una operación de concentración económica antes de que la autoridad responsable haya dado su visto bueno.

Este informe destaca que en el caso de España, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está considerando endurecer las sanciones por incumplimiento de los compromisos y condiciones adjuntos a las decisiones de autorización de fusión.

Sanciones

Las sanciones por abuso de posición de dominio también han batido su récord en 2017, incluyendo la mayor sanción hasta el momento, de 2,42 millones de euros impuesta a Google por la Comisión Europea. De cara al futuro, este estudio señala que las autoridades de competencia de todo el mundo priorizan los casos de fijación de precios excesivos, particularmente en el sector farmacéutico. Si bien el foco de las autoridades antimonopolio hasta la fecha ha estado en el sector farmacéutico, no hay ninguna razón por la que decisiones similares no puedan adoptarse en otros ámbitos. Por ejemplo, la CE ha estado investigando a Gazprom por el precio excesivo del gas natural.

Normas