Enagás, papel clave en la transición energética

Desarrollador de las infraestructuras de gas natural y jugador clave en la lucha contra el cambio climático

enagas

La historia de Enagás casi coincide en el tiempo con la de Cinco Días y también con el progreso del sector del gas natural en España. En estos años ha desarrollado las grandes infraestructuras del sistema gasista español, que lo han convertido en un modelo en materia de seguridad y diversificación de suministro, y ha consolidado su presencia a nivel internacional. Hoy opera en ocho países: España, México, Chile, Perú, Suecia y, a través de su participación en Trans Adriatic Pipeline (TAP), en Grecia, Albania e Italia.

La entrada del gas natural en España fue un poco más tardía que en otros países europeos, pero su implantación ha sido muy rápida. Si a principios de la década de los ochenta había una planta de regasificación, la de Barcelona, y una red de 767 kilómetros de gasoductos primarios, en 2017 España cuenta con seis plantas de regasificación, cuatro almacenamientos subterráneos y una red de más de 12.000 kilómetros de gasoductos de alta presión. Además, existen dos interconexiones con Francia, dos con Argelia y dos con Portugal, y está pendiente el desarrollo de una tercera con Francia.

El gas natural es, por su versatilidad y su alto poder calorífico, fundamental para la industria, en especial para la metalurgia, la química, el refino o los materiales de construcción. De hecho, la industria es el principal consumidor de gas en España, en torno al 60%.

Enagas nació de un monopolio público que fue privatizado. Hoy, el Estado, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), posee una participación del 5%; el restante 95% está en manos de inversores privados, la gran mayoría fondos extranjeros.

Enagás cotiza en el Ibex 35 desde su salida a Bolsa en 2002. En 2017 ha obtenido un beneficio después de impuestos de 490,8 millones de euros y tiene 1.426 empleados.

Contribución a un modelo más sostenible

Antonio Llardén.
Antonio Llardén, presidente de Enagás.

El presidente de Enagás, Antonio Llardén, dice que "en estos 40 años de historia de Cinco Días, Enagás ha desarrollado y operado infraestructuras energéticas clave para el desarrollo económico". Ahora, subraya, "en un contexto de transición energética, nuestro objetivo es seguir contribuyendo a la competitividad y al desarrollo de un modelo mas sostenible” En las últimas décadas ha habido una evolución muy importante en el tipo de servicios ofrecidos por Enagás. "El trabajo realizado en estos años hace que hoy tengamos en España una amplia red de infraestructuras gasistas ya desarrolladas, modernas, seguras y capaces de transportar tanto gas natural como gas renovable", resalta el directivo.

Normas