Así funcionan ahora las altas y bajas de autónomos en mes incompleto

Los autónomos ya no tendrán que pagar de manera desproporcional su cuota, siempre que no se incumpla la normativa.

autónomos altas bajas

La entrada en vigor de la nueva Ley de Autónomos permite a los profesionales por cuenta propia pagar la parte proporcional de su cuota mensual en el mes en el que se den de alta o de baja. Es decir, si una persona se da de alta como autónomo el día 25, ese mes tendrá que pagar la parte proporcional de su cuota, y no la totalidad de la misma –como ocurría hasta el 31 de diciembre de 2017-.

Tal y como ejemplifica Irene Saíz de Proyecta Asesoría, a este autónomo imaginario que ha tramitado su alta el día 25 le supondría un ahorro de 229,90 euros en el caso de estar pagando la cuota general con la base mínima. Por lo que pagaría 44,20 euros, y no 271,10.

Un máximo de tres veces

Este ha sido uno de los principales reclamos del colectivo de autónomos y pymes durante años. Y es que no veían lógico pagar por 30 días cuando en realidad se había trabajado 5. Finalmente, la nueva Ley de Medidas Urgentes para el Autónomo incluyó esta novedad, que podrá ser ejercida un máximo de tres veces al año.

De este modo, al cuarto mes que una persona tramite su alta como profesional por cuenta propia tendrá que abonar el importe íntegro de su cuota. Según desarrolla Irene Saíz, si un autónomo se diese de alta el 25 de enero, el 26 de junio y el 19 de septiembre solo pagaría de cuota siete días de enero, cinco de junio y once de septiembre, pero si luego se da de alta el 22 de diciembre debería abonar el importe total de su cuota, como si se hubiese dado de alta el día 1.

En el apartado de bajas de actividad ocurre algo similar. Si un autónomo se da de baja el día 20 de un mes solo tendrá que pagar la parte proporcional, y no el mes completo.

Como ocurre con las altas, también podrá hacerlo por un máximo de tres meses dentro de un mismo año.

Este tipo de medidas buscan fomentar el empleo autónomo y el emprendimiento, así como evitar la economía sumergida, debido a que existen muchos profesionales que realizan trabajos esporádicos o temporales, y a los que el sistema anterior podría resultarles un freno.

Normas