La CNMV requiere a Duro Felguera sus cuentas de 2017

La Comisión remitió el viernes un requerimiento para que comunicará sus resultados esta semana.

Duro Felguera
Sede de Duro Felguera en Gijón

La ingeniería asturiana Duro Felguera no ha conseguido que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le permita ampliar el plazo para presentar sus resultados correspondientes al pasado ejercicio. El equipo gestor de la compañía asturiana había solicitado en las últimas semanas al organismo que preside Sebastián Albella poder publicar sus resultados fuera de plazo, esperanza que mantenían hasta el pasado viernes.

La CNMV comunicó el pasado 2 de marzo a la cúpula de la ingeniería su negativa a ello, y le remitió un requerimiento para que publique ya los resultados correspondientes al ejercicio de 2017, y cuyo plazo para presentar estas cuentas finalizó el pasado 28 de febrero. Duro Felguera tiene así esta semana para su comunicación, de lo contrario podría ser penalizada.

La firma asturiana logró el miércoles pasado vender su sede en Madrid al fondo británico Signal Capital Partners por 30 millones de euros, lo que supone una inyección de liquidez de 10 millones de euros para su delicada salud, que se descuentan de los 25 millones que necesita para seguir con su actividad diaria, mantienen fuentes conocedoras de los proyectos de la ingeniería.

La compañía tenía previsto cargar prácticamente todo su saneamiento en las cuentas de 2017, para empezar el presente ejercicio con las cuentas lo más limpias posibles. Duro Felguera ha contratado a Rothschild y Fidentiis Gestión para buscar inversores para cubrir los 125 millones que necesita para reforzar su capital, condición imprescindible que han impuesto los bancos acreedores para otorgar avales a la compañía. Duro Felguera necesita estos socios si quiere que la banca acepte reestructurar su deuda con una quita del 70%. Banco Santander, Sabadell, CaixaBank, Bankia y BBVA forman el pool financiero de acreedores. El objetivo final es que la banca se quede con el 6% del capital de la compañía tras reestructurar su deuda y transformarla en capital.Los miembros del consejo de administración solo contarían con un 3% del capital, mientras que que los nuevos inversores controlarían el 91% de la empresa asturiana. Las acciones de Duro Felguera descendieron ayer un 5,36%.

Normas