Caser disparó su beneficio un 65% en 2017 al ganar 66 millones de euros

La compañía ingresó 1.548 millones de euros en primas, un 11% más

Culmina su plan estratégico con dos años de antelación

caser
Sede de Caser, en el barrio de Las Tablas (Madrid).

Caser vuelve a la senda del beneficio. La aseguradora cerró 2017 con unas ganancias de 66,3 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 65% frente a los resultados del ejercicio anterior. La facturación ha acompañado, con unos ingresos por primas de 1.584 millones de euros en primas, un 11% más que en 2016.

La aseguradora, creada hace 75 años por un grupo de cajas de ahorros, pasó unos años difíciles al perder algunas de las alianzas que mantenía en bancaseguros. Su máximo accionista sigue siendo Ibercaja Banco.

La positiva evolución de la facturación se notó tanto en el negocio de seguros de vida (+20%) como en los ramos de no vida (+7%), superando ampliamente la media del sector. Durante el ejercicio, la Compañía continuó avanzando en su apuesta por su diversificado modelo de negocio así como en la digitalización comercial y de procesos. La distribución a través de alianzas banco aseguradoras, el crecimiento de la red de agentes y corredores, así como el importante aumento del negocio de grandes cuentas, han contribuido a los buenos resultados registrados por el Grupo.

Caser ha mejorado su rentabilidad hasta alcanzar un ROE del 7,5%. En cuanto a su solvencia, cuenta con un exceso de capital regulatorio de 457 millones de euros, superando en un 180% exigido en Solvencia II. 

Tras el cierre adelantado y con éxito del Plan Estratégico 2015-2019, el Grupo Caser ha iniciado en 2017 un nuevo Plan Estratégico 2018-2022, aprobado por el Consejo de Administración el pasado mes de diciembre, que pone el foco en su transformación, establecida sobre tres pilares: excelencia en la distribución; el cliente en el centro de la organización y la transformación digital y del modelo operativo.

Normas