La Autoridad Fiscal pide que las comunidades cedan competencias a los ayuntamientos

Escrivá dice que a los ayuntamientos les sobran 9.000 millones

Critica que el superávit local se gaste en infraestructuras

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), José Luis Escrivá.
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), José Luis Escrivá. EFE

Durante la crisis más grave que ha sufrido España en Democracia, los ayuntamientos han logrado los mayores superávits fiscales de su historia. Al mismo tiempo, la Administración central, las comunidades autónomas y la Seguridad Social han registrado elevadísimos números rojos. Una incongruencia que no ha pasado desapercibida por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

Su presidente, José Luis Escrivá, defendió este miércoles en la Comisión Territorial del Congreso que los ayuntamientos están sobrefinanciados y que podrían asumir competencias que ahora están en manos de las comunidades autónomas como la asistencia social o la dependencia. La propuesta de la Airef se produce unos días después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se comprometiera a permitir a los municipios a invertir su superávit, en lugar de destinarlo exclusivamente a amortizar deuda o abrir depósitos. Para Escrivá resultaría mucho más eficiente que este saldo positivo se destinara a cubrir necesidades sociales que las comunidades autónomas no pueden cubrir o lo hacen registrando déficit y endeudándose. “¿Queremos que el superávit de los ayuntamientos se utilice en fuentes? A veces es la sensación que tengo. No creo que la prioridad de España sea mejorar la infraestructura local con inversiones”, defendió Escrivá.

Los ingresos locales han demostrado ser menos vulnerables al ciclo económico. A ello ha contribuido especialmente el IBI, el único impuesto del sistema fiscal español cuya recaudación nunca ha caído. Las necesidades de gasto de los municipios también se han atenuado al detenerse el crecimiento de la población. “A los ayuntamientos les sobran 8.000 o 9.000 millones y además tienen 25.000 millones en los bancos”, argumentó Escrivá para defender su propuesta.

El Gobierno de Mariano Rajoy está trabajando actualmente en la reforma del sistema de financiación autonómico y local. Para la Airef, antes que nada, debería realizar un análisis en profundidad del gasto per cápita en los servicios esenciales como educación y sanidad y a parir de allí evaluar el nuevo modelo. Como todos los expertos, también Escrivá es crítico con el actual modelo. En su opinión, el modelo genera “inequidades” entre comunidades autónomas. Los datos reflejan que existen diferencias notables en los recursos por habitante de las comunidades autónomas. Valencia, Cataluña o Madrid son algunas de las autonomías que cuentan con menos financiación para asumir las mismas competencias. Escrivá apuntó que el futuro modelo también debería tener en cuenta el diferencial de los costes de los servicios que prestan las comunidades.

Durante la sesión en la Comisión Territorial del Congreso, el director del Instituto de Estudios Fiscales (IEF), José Alberto Plaza Tejera, se mostró contrario a extender sistemas como el cupo vasco o la aportación navarra a otras comunidades autónomas. En su opinión, una medida como esa complicaría aún más el modelo. De hecho, la mayoría de expertos defienden que las comunidades forales de País Vasco y Navarra dependerían incrementar su aportación a la caja común y participar en la solidaridad interterritorial.

Normas