El buen tiempo y el turismo disparan las ventas de cerveza y vino en España

El sector del gran consumo crece un 3,7% en 2017, según Nielsen

El comercio online factura 551 millones en España, un 17% más

cerveza
Una consumidora con una cerveza y una tapa en un bar de Madrid.

El buen tiempo y el récord de turistas en España durante el pasado año fueron un empujón para las bebidas en España en hostelería. Según un informe presentado por Nielsen este martes, el consumo de cerveza se disparó un 6,9% en valor (un 4,6% más en volumen) y el de vino un 8,8% (3,8% en volumen). Además, las bebidas no alcohólicas crecieron un 3,2% y las espirituosas un 0,7%.

La consultora señala que se ha producido una vuelta al consumo fuera del hogar, lo que ha impulsado la venta de bebidas en la hostelería, teniendo un crecimiento del 5,7% en valor. Destaca especialmente el papel de las cadenas de restauración organizada que crecen un 11% la venta de bebidas. El consumo nocturno es el único que sigue de caída.

El crecimiento de la hostelería se sitúa por encima del gran consumo. Según el citado informe, las ventas crecieron un 3,7%, gracias al aumento en el volumen de compra del 1,5% y el alza de precios del 2,1%. La consultora confía en que siga el crecimiento este año en ambos canales, aunque duda que se repita el ritmo. "El cierre dependerá mucho de lo que haga España en el mundial", señaló Gustavo Núñez, responsable de la compañía en España.

La consultora concluye que se producen dos tendencias en España. Por un lado, el consumidor tras la crisis está manteniendo su especial atención a los precios, con mucha importancia de la promoción y la marca blanca. De hecho, las marcas propias de la distribución siguen ganando cuota a las de fabricante y suponen  más del 39% del total. Por otro lado, hay un gusto por las referencias premium y están dispuestos a pagar más por productos diferenciales.

Además, Nielsen señala ciertas tendencias que marcan la evolución del sector. En concreto, la población cada vez más envejecida, que tiene su impacto en el modelo de tiendas, de atención y el envasado de productos. Además, el consumidor busca cada vez más productos ligados a la salud, lo que ayuda al impulso en frescos, alimentos bío y eco y otras referencias ligadas a una dieta equilibrada.

Respecto al comercio electrónico en gran consumo, el año pasado cerró con una facturación de 511 millones de euros, lo que supone un incremento del 17% respecto a un año antes, muy por encima del conjunto del sector. Sin embargo, advierten, supone apenas un 0,9% del total de las ventas.

Normas