Nokia despedirá a un 10% de la plantilla en España

La tecnológica destruirá 99 puestos de trabajo a lo largo de 2018

El proceso estará abierto a voluntariedades e intercambio de puestos

Nokia
Sede de la compañía en Finlandia.

La compañía tecnológica finlandesa Nokia ha comunicado a sus trabajadores en España su intención de llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondrá la destrucción de 99 puestos de trabajo en su filial española a lo largo de 2018, lo que supone en torno al 10% de una plantilla que ronda actualmente el millar de trabajadores, según ha informado UGT.

En un comunicado, el sindicato explica que la intención manifestada por la dirección de la empresa es acometer un ERE de extinción, abierto a voluntariedades e intercambiabilidades de puestos afectados, que se ejecutará previsiblemente a lo largo del segundo semestre del año.

Desde la sección sindical de UGT FICA Nokia han manifestado su "absoluto rechazo" a la destrucción de empleo de calidad, en un área estratégica como son las telecomunicaciones en plena revolución digital, que va a generar a corto plazo "una gran demanda de profesionales de este sector tanto para el desarrollo como para la implantación y despliegue de las tecnologías necesarias para llevarla a cabo".

El sindicato defiende la aplicación de medidas no traumáticas para los afectados, con especial atención a los colectivos en mayor riesgo de exclusión social, por motivos de edad, género etc.. "Como es habitual, apelamos a los responsables, tanto sociales como políticos, de la Comunidad de Madrid, para que se impliquen en el mantenimiento de puestos de trabajo de calidad en sectores estratégicos y de crecimiento", agrega.

Asimismo, subraya que a pesar de que la corporación apuesta por el mercado español, el único en Europa que concentra a tres de los principales operadores de telecomunicaciones (Telefónica, Vodafone y Orange), y que es un referente en las pruebas piloto de la tecnología en 5G, la compañía ha usado como argumento para los recortes de empleo la desinversión en productos más antiguos, la automatización de funciones y, en gran medida, el traspaso de funciones a países de bajo coste de la Corporación, como algunos de Europa del Este o India.

El pasado 15 de febrero, Nokia informó a los representantes de los trabajadores de su intención de continuar aplicando reducciones de puestos de trabajo en sus sedes europeas con la excusa de la necesidad de centrar el foco en aquellas actividades que supongan el mayor incremento de valor añadido en el negocio, y optimizar las funciones y sinergias producidas tras la adquisición de Alcatel-Lucent.

Normas