Empleo abre expediente sancionador por fraude laboral a la imprenta de billetes del Banco de España

La inspección analiza 150 contrataciones eventuales que se realizaron entre abril de 2016 y agosto de 2017

La empresa defiende que los contratos respondieron a necesidades de producción puntuales

Control de calidad en la impresión de billetes de euro.
Control de calidad en la impresión de billetes de euro.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha abierto un expediente sancionador a la empresa IMBISA (Imprenta de Billetes del Banco de España) por haber empleado de forma generalizada y continuada a trabajadores temporales para hacer labores estructurales de la compañía, por lo que los inspectores han determinado que esas contrataciones son fraudulentas.

Así lo comunicó este lunes la secretaria general de la sección sindical de CC OO en Imbisa, María Antonia Araque, quien explicó que, a partir de la denuncia del Comité de Empresa, la Inspección ha considerado acreditada "la improcedencia de todas las contrataciones temporales efectuadas en los dos años de vida de la compañía".

El número de contratos fraudulentos asciende a 150; y en todos los casos "se han estado disfrazando como causas eventuales las necesidades de empleo permanentes", aseguran desde CC OO. Además, Araque denunció que los responsables sindicales de la compañía habían advertido reiteradamente contra esta situación de ilegalidad, tanto a los directivos de la sociedad como a la presidenta del consejo de administración --compuesto por directivos del Banco de España y de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-- sin que se haya evitado esta política de contratación.

Ante esta situación, CC OO considera que después de dos años de funcionamiento de esta empresa pública, "el proyecto de imprenta pública de billetes española languidece día a día por agotamiento de los recursos". Por ello, este sindicato exige al Gobierno y al Banco de España que corrijan su gestión.

Por su parte, fuentes próximas a la empresa anunciaron que la compañía presentará ante la Inspección las alegaciones pertinentes, ya que defiende el carácter temporal de todas y cada una de las contrataciones referidas, que se produjeron entre abril de 2016 y agosto pasado para dar respuesta a una necesidad de producción de billetes adicional. Rechaza que de manera simultánea hubiera en torno a 150 empleados temporales contratados y recuerda que hoy son ya solo ocho los trabajadores que cuentan con un contrato temporal, que no obedecen esta vez a una demanda adicional de billetes, sino a un proceso puntual extraordinario diferente al que motivó las contrataciones entre 2016-17.

Normas
Entra en El País para participar