_
_
_
_
_

Trea relanza sus fondos de marca propia con comisiones hasta un 60% más baratas

La gestora reduce lo cobrado en siete productos en 2018 Crea una clase limpia para institucionales 
con tarifas superreducidas

Fondos comisiones
Belén Trincado / Cinco Días
Álvaro Bayón

Al mismo tiempo que la industria de fondos de inversión se adapta a la nueva regulación, las gestoras buscan nuevas fórmulas comerciales para atraer a nuevos clientes y adaptar su sistema de tarifas a la revolución normativa. Una de ellas es Trea, que ha aprovechado el primer mes de 2018 para bajar las comisiones de siete de sus productos de inversión, según ha comunicado estas semanas a la CNMV.

La marca blanca en comercialización de fondos de Cajamar y BMN busca ahora precisamente potenciar los vehículos que vende con su propia marca. Es una pieza clave de la estrategia comercial de la gestora, toda vez que afronta el previsible final de su acuerdo con BMN. La junta de accionistas del Banco del Mediterráneo acordó en verano la fusión con Bankia, que se ha cerrado a principios de este curso.

Así, las mayores rebajas se centran en dos productos, Trea Iberian Equity y Trea Global Bond. El de renta variable renta un 3,26% en lo que va de año. El de renta fija, galardonado con tres estrellas por Morningstar, un 0,40%.

En el primero reduce la comisión de gestión del 2% al 1,75%, que reduce lo cargado a sus clientes en un 12%. Y en el segundo la mantiene congelada en el 1,25%. Para su tercer fondo de marca propia, Trea Rentas Emergentes, baja la comisión de gestión del 1,9% al 1,75% y mantiene inalterada la de depósito. Según los registros de Morningstar la rentabilidad de este producto cae un 0,36% en lo que va de año. Entre los tres fondos de marca propia gestionan poco más de 30 millones de euros de patrimonio.

Pero la novedad introducida de mayor relevancia está en la discriminación de dos clases para la comisión de depósito. La gestora ha creado para estos fondos una clase limpia destinada a los clientes institucionales y a la gestión discrecional de carteras. Para acceder a estos precios superreducidos el inversor debe aportar un patrimonio superior a los 500.000 euros. La gestora busca adaptarse a los nuevos cambios regulatorios de Mifid y lanzar una nueva estrategia comercial en base a lo que reclama el mercado, explica un portavoz de la gestora.

La creación de una clase limpia es una estrategia común de los fondos para adaptarse al entorno regulatorio de Mifid. Es decir, para los casos en los que el cliente compra los productos de una gestora, pero se trae el asesoramiento de casa. Mifid prohíbe que se cobren incentivos por comercialización en el servicio discrecional de carteras y cuando se proporcione asesoramiento independiente.

Esto supone la rebaja más fuerte de todo el nuevo esquema tarifario que ha diseñado Trea, que llega hasta el 60% en el fondo de acciones españolas. La comisión cargada a los clientes institucionales pasa del 0,2% al 0,08%. Y para los minoristas se reduje justo a la mitad, del 0,2% al 0,1%. En el fondo de renta fija es más amortiguado. Las comisiones de la clase retail se mantienen en el 0,1% para la clase retail. Y pasan del 0,1% al 0,08% en la institucional.

Este nuevo esquema de comisiones en los fondos de marca propia de Trea provocan un reajuste en los que ofrece a través de otros bancos. Hasta el momento ha modificado también las comisiones de los fondos Trea Cajamar Renta Variable España y Renta Variable Europa. En ambos iguala la comisión de gestión al 1,75% que ha instaurado en sus propios fondos desde el 1,9% precedente. Paralelamente, mantiene la de depósito en el 0,1%. El mismo estatus al que ha dejado a su fondo de emergentes.

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.

Más información

Archivado En

_
_