Austeridad inesperada en la Premier

Sky y BT pagarán 600 millones menos por emitir una cantidad similar de partidos

Pierre-Emerick Aubameyang celebra el cuarto gol del Arsenal contra el Everton, el pasado día 3.
Pierre-Emerick Aubameyang celebra el cuarto gol del Arsenal contra el Everton, el pasado día 3.

Sky y BT han impuesto una austeridad desconocida en el fútbol británico. Tres años después de pagar 5.700 millones de euros por derechos de emisión, han comprado una cantidad similar de partidos por 5.100 millones. Eso sugiere que la autodestructiva guerra de pujas ha terminado y forzará a la Premier League a buscar nuevos postores y derechos internacionales para compensar la diferencia.

La Premier dijo el martes que había vendido cinco de sus siete paquetes de derechos en Reino Unido para 2019-22. Un quinto de los partidos siguen sobre la mesa. La patronal dijo que había “múltiples” postores interesados, pero según el Financial Times, aún no han llegado al precio de reserva.

El resultado es bueno para Sky y BT, cuyo acuerdo para compartir canales en 2017 enfrió las pujas. Sky pagará 223 millones de euros menos por año y emitirá dos partidos más. Puede gastar la diferencia en series, en las que Netflix invierte mucho para ganar suscriptores. BT emitirá 10 partidos menos por año, pero ha reducido el coste anual en un 8%, hasta 331 millones de euros. Suponiendo que no puje por los paquetes sobrantes, eso ayudará a financiar infraestructuras de banda ancha por fibra.

Los perdedores son los 20 mejores clubes, que son los accionistas de la Premier y usaron el aumento de los ingresos de TV para gastar 1.600 millones de euros en jugadores el verano pasado. Suponiendo que los partidos restantes, muchos de los cuales están programados en incómodos horarios entre semana, se vendan con un descuento del 50% respecto a los que ya se han comprado, el precio total de la subasta sería de 9,4 millones, un quinto menos que la última vez. Si el coste por partido se hubiera mantenido constante, la diferencia total sería de 1.200 millones, o 62 millones por club, aproximadamente lo que gastó el Arsenal en el cacareado delantero Pierre-Emerick Aubameyang.

Los clubes esperan reducir la brecha con los acuerdos internacionales. La consultora de medios Ampere estima que podrían alcanzar los 5.600 millones de euros, frente a los 3.400 millones de la vez anterior. El interés de grupos de EE UU como Amazon podría elevar esa cifra. Pero a falta de un salvador internacional, el fútbol inglés ya no tiene tantos fondos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas