Compraventa de viviendas Ampliar foto

La venta de viviendas nuevas crece por primera vez desde 2010

Las transacciones suben un 14,6% en el año, el mayor ritmo desde 2007

La mejora del empleo y el acceso al crédito auguran otro año positivo

A la espera de que se publique la otra estadística oficial sobre compraventas de casas que elabora el Ministerio de Fomento con datos de los notarios, este martes el INE hizo públicas sus cifras, que se nutren de la información que suministran los registros de la propiedad. Sus números corroboraron que 2017 fue el mejor año para el sector inmobiliario desde que estalló la burbuja y posteriormente en 2013 se inició la recuperación.

La explicación es sencilla. Todo parece conjurarse a favor del mercado. Tipos de interés que permanecen en mínimos históricos, el empleo creciendo un poco por debajo del 3%; y un sistema bancario más prudente que en el pasado, pero con interés renovado por volver a conceder hipotecas fueron los tres factores clave que explican el alza de las transacciones.

Así, el INE certificó ayer que en 2017 se vendieron un total de 464.423 viviendas, lo que representa un crecimiento del 14,6%, el mayor ritmo desde 2007.

Por tipo de vivienda, el 17,9% correspondió a casas de nueva construcción, mientras el 82,1% de los inmuebles vendidos fueron de segunda mano. Se trata de una proporción que lentamente se va equilibrando hasta acercarse a los niveles que alcanzaban en pleno boom.

Entonces, hubo años en los que casi se vendían tantas casas a estrenar como pisos usados. Sin embargo, la crisis dio al traste con la promoción inmobiliaria y año tras año se ha ido reduciendo el volumen de viviendas iniciadas. Todavía hoy, que desde 2014 vuelve a crecer, apenas se comienza a edificar un 10% de todo lo que se llegó a levantar en plena etapa alcista. Esto es lo que explica que por primera vez desde 2010, el año pasado la compraventa de pisos de nueva construcción aumentara sobre los registros del año anterior.

Por el contrario, la vivienda usada, con el avance protagonizado en 2017, acumula ya cinco años con tasas de crecimiento positivas.

Por su parte, el reparto entre viviendas de protección oficial y aquellas de precio libre apenas sufrió variaciones respecto a años anteriores. Las casas con algún grado de protección que fueron vendidas el año pasado representaron un 9,8%, mientras el resto correspondió a viviendas libres (90,2%).

Otra de las evidencias que arrojan estas cifras es el hecho de que todas las comunidades autónomas contabilizaron un incremento del volumen de compraventas. Los expertos señalan que esto demuestra que la recuperación del sector, que en 2014 estaba muy localizada en muy pocos territorios, se ha extendido como si fuera una mancha de aceite. Castilla-La Mancha, con un avance del 24,7% anual, Madrid, con un alza del 18,9% y la Comunidad Valenciana, con el 18,1% fueron las tres regiones que lideraron el ranking autonómico.

Al otro extremo de esta clasificación se situaron País Vasco, con una mejora del 5,4%, Galicia, con un 8,7% y Extremadura, con el 10,0%.

A la vista de estos resultados, los expertos coinciden en que son un fiel reflejo de cómo se está normalizando la actividad inmobiliaria sin llegar a los valores extremos de hace más de 10 años.

Los principales servicios de estudios pronostican que la compraventa de casas seguirá durante este 2018 avanzando a buen ritmo hasta superar de nuevo las 500.000 transacciones, un hito que no se produce desde el año 2008, cuando estalló la burbuja.

Y es que mientras el empleo continúe avanzando a tasas cercanas al 3% y los bancos sigan concediendo crédito, el sector mantendrá sus suaves incrementos.

Ojo, en cambio, si alguno de estos tres supuestos comienza a producirse. El primero sería que se contraten más hipotecas que casas se venden.

El segundo es que los precios de las casas aceleren su repunte muy por encima de lo que lo haga el número de afiliados a la Seguridad Social.

Y el tercero que todos los analistas y expertos comiencen a negar la existencia de una burbuja.

Por ahora, un nuevo sobrecalentamiento generalizado del mercado ni ha llegado, ni se le espera, “siempre y cuando no vuelvan a cometerse los errores del pasado”.

Así lo pusieron también de manifiesto los tres grandes portales inmobiliarios: Idealista, Fotocasa y Pisos.com. Todos coincidieron en el “buen momento” por el que atraviesa el mercado inmobiliario en España, que, aunque se está recuperando, sigue lejos de los niveles registrados durante el boom inmobiliario.

Algunos indicadores a seguir

Tipos de interés. Los analistas no se ponen de acuerdo sobre a partir de cuándo será el momento en el que empezarán a subir los tipos de interés. Los más optimistas no ven revalorizaciones claras hasta bien entrado 2019.

Precio vivienda. Fomento sitúa la revalorización media de las casas en el 2,7% en el tercer trimestre de 2017, cifra que se eleva al 6,7%, según el INE. Los expertos esperan para 2018 un alza que oscilará del 3,5% al 5%.

Empleo. El Gobierno confía en que este año se creen al menos otros 450.000 empleos, lo que contribuirá a elevar la demanda de vivienda por encima del 10%.

Normas
Entra en EL PAÍS