Cinco tendencias del ‘e-commerce’ del futuro

El comercio electrónico creció en 2017 un 20% a nivel mundial, y lo que ha generado es un cambio en las estrategias de las firmas

En el futuro habrá más ‘pop-ups’, realidad aumentada, así como nuevas formas de entrega y de pago

Cinco tendencias del ‘e-commerce’ del
futuro
Getty Images

Apple cada vez tiene tiendas más espectaculares conocidas como flagships, pero poca gente compra en ellas. Son un escaparate. Porque el mayor volumen de ventas de la firma tecnológica se produce vía online. Sirva como ejemplo los siguientes datos: en 2016 la página web de la multinacional estadounidense, con sede en Cupertino, recibió 2.900.000 visitantes únicos al mes, y facturó, por esta vía, en el citado ejercicio más de 3.325 millones de euros. “Existe un auge de las flagships porque lo que se vende allí no es un producto sino publicidad y asesoramiento por parte del personal”, afirmó ayer Humphrey White, director general de la consultora inmobiliaria Knight Frank, durante la presentación del estudio E-Commerce, todo al alcance de un click, un análisis de las tendencias del sector.

El comercio electrónico ha revolucionado, y lo seguirá haciendo, los hábitos de compra. Pero también ha modificado la estrategia de las empresas para adaptarse a este nuevo modelo de consumo. A nivel mundial, las ventas online crecieron más de un 20% al cierre de 2017 con respecto al ejercicio anterior. En España, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el volumen de negocio del comercio electrónico realizado a través de terminales de punto de venta virtuales en España se incrementó alrededor del 20% con respecto a 2016. De hecho, las oportunidades que ofrece el comercio online lo ha convertido en parte fundamental de la táctica de las empresas, de manera que la experiencia física y la online estén alineadas y coordinadas, y se aprovechen las sinergías para establecer una relación con el cliente mucho más profunda y un mayor reconocimiento de la marca.

El objetivo de las tiendas físicas será estar donde el consumidor las necesita y ofrecer una experiencia única. Un ejemplo, es Amazon, cuyo sello de identidad ha sido siempre la venta online, pero desde 2015 cuenta con tiendas físicas donde el consumidor puede encontrar libros, aparatos electrónicos y hasta productos de alimentación. “Es una manera de crear conciencia de marca, porque ya no hace falta que alguien te cobre la compra, algo que puedes hacer con el teléfono, ya que se libera al personal para atender al cliente, para que le asesore”, apuntó Elaine Beachill, directora de retail capital markets de Knight Frank

1. El futuro viene marcado por el auge de las pop-ups, tiendas efímeras, que en los próximos años favorecerá el contacto con distintas líneas de negocio de una marca. “Los consumidores alcanzan un nivel de confianza con una marca en muy pocos contactos en tienda física, y que sea efímero es lo que se busca muchas ocasiones”, señaló Pablo Párraga, director de centros comerciales de la citada consultora.

2. Otra tendencia es la generación de experiencias, a través de la realidad aumentada, que tiene la capacidad de romper las barreras entre el mundo digital y el mundo físico, uniendo la experiencia del comercio online y offline. Es lo que ha hecho la firma de moda británica Burberry, que ya está usando esta tecnología en su flagship londinense de Regent Street para facilitar la generación de experiencias entre sus clientes. En los próximos años, un cliente podrá probarse virtualmente joyería o ropa, o ver los productos que se pueden adquirir en sus casas a través de la realidad aumentada.

3. Los dispositivos portátiles del futuro recogerán gran cantidad de información del contexto del usuario, de su estado emocional o de salud, y usarán está información para elaborar productos y mensajes publicitarios adaptados. “El big data es clave para la evolución del retail, de manera que si se sabe utilizar esa información sobre cómo gasta y dispone de su tiempo el cliente puede ser de gran importancia para el centro comercial”.

4. Otra tendencia será la hiperconectividad y personalización, dado que la conexión máquina a máquina aumentará la eficiencia de los retailers permitiéndoles seguir la demanda, mejorando la eficacia de la cadena de suministro.

5.También surgirán nuevas formas de entrega de pedidos, desde iniciativas como Uber al uso de coches sin conductor o drones. Y, por último, se establecerán nuevos sistemas de pago, eso sí, sin intermediarios.

Larga vida al centro comercial

A pesar de que en Estados Unidos se están cerrando grandes centros comerciales, los expertos de Knight Frank apuntan a que esto no sucederá en España. Según señala Pablo Párraga, director de centros comerciales de la consultora, 2018 será un año récord. “Lo que sí tienen que hacer es reconvertirse”.

Normas