Amovens, rival de BlaBlaCar, dispara un 600% sus ingresos netos, y será rentable este año

La start up vendió más de 1.000 coches en renting para particulares

Ofrece también viajes compartidos y alquiler de vehículos

Amovens, rival de BlaBlaCar, dispara un 600% sus ingresos netos, y será rentable este año

Amovens, uno de los competidores de BlaBlaCar, cerró 2017 con un crecimiento de más del 600% en sus ingresos netos mensuales en el mes de diciembre de 2017 respecto al mismo mes del ejercicio anterior.

La compañía española, que apuesta por una movilidad inteligente y colaborativa, combinando viaje compartido, alquiler de coches entre particulares y renting, generó un volumen de negocio (lo que mueven todas las transacciones que se realizan a través de su plataforma) superior a los 12 millones de euros el año pasado.

“Los buenos resultados de 2017 confirman que España está preparada para la revolución social del coche”, explica el CEO de la start up española, Mario Carranza.

“Creemos que la movilidad del futuro pasa por integrar servicios para facilitar la vida a la gente”, añade Mario Carranza. Con más de un millón de usuarios en nuestro país, durante 2017 la compañía experimentó un incremento del 25% de la actividad en su servicio de viaje compartido y del 100% en alquiler de coches entre particulares, donde más de 10.000 propietarios alquilan sus coches cuando no los usan.

Además, durante el año pasado Amovens se consolidó como líder en el sector del renting para particulares en España, tras haber vendido más de 1.000 coches de su revolucionario concepto de renting, que permite a sus clientes financiar las cuotas mediante el subalquiler.

“El acceso al coche está cambiando radicalmente y queremos liderar este cambio. Con el renting de Amovens, ofrecemos la forma más inteligente de tener un coche. Sin tener que comprarlo, con todo incluido y con la posibilidad de compartirlo, alquilándolo cuando no lo usas o compartiendo tus viajes”, apunta el CEO de Amovens.

De cara a 2018, Amovens prevé alcanzar la rentabilidad apostando por “la movilidad como servicio”, una tendencia cada vez más demandada por el consumidor. “Ofrecemos todo lo bueno de tener un coche, sin todo lo malo de tenerlo. Hasta ahora la gente pagaba mensualmente por usar su cuenta de Spotify para música o Netflix para cine, ahora tienen la opción de hacer lo mismo con Amovens para movilidad”, concluye Mario Carranza.

Normas