El juez Andreu embarga el fondo de pensiones de Ángel Ron por su gestión en Popular

El magistrado investiga el presunto fraude en la ampliación de capital de 2.500 millones que gestionó el directivo

El exbanquero recurre y prepara una reclamación ante Seguros por "el comportamiento anómalo" de la aseguradora

banco popular

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha solicitado el embargo de 2,9 millones de euros correspondientes al plan de pensiones del expresidente del Banco Popular Ángel Ron, a fin de asegurar las posibles responsabilidades civiles derivadas de la causa que investiga su gestión.

En un auto al que ha tenido acceso Efe, el titular del juzgado central de Instrucción número 4 ordena dicho embargo preventivo "con la celeridad que requiere el asunto", solicitado por la Fiscalía Anticorrupción, de modo que se aseguren las "responsabilidades civiles y pecuniarias" de
los implicados. Se trata de 2,9 millones de euros suscritos en una póliza de seguros con Allianz, que "ya ha sido reclamada" por Ron.

Según consta en el texto, ha sido la propia compañía aseguradora la que ha comunicado al juzgado la solicitud del expresidente del Popular, entidad ahora englobada dentro del Grupo Santander tras su resolución y posterior venta al precio simbólico de un euro.

Un aviso que Allianz amparó en "la notoriedad de las querellas presentadas contra Angel Ron y la posibilidad de que pudiera llegar a entenderse que la prestación de pago derivada de la póliza constituya una retribución de su cargo como consejero del Popular y, llegado el caso, considerada ilícita, como el resto de conceptos salariales objeto de la investigación".

La medida sólo va dirigida en el marco de la pieza separada que investiga la ampliación de capital realizada por la entidad en 2016 por un valor de 2.505 millones de euros, de la que la Fiscalía y las acusaciones particulares señalan a Ron como principal responsable.

Al margen de ésta, el juez Andreu abrió una segunda investigación por posible manipulación del mercado tras la publicación de noticias con datos e información presuntamente falsos para hacer caer el valor de las acciones y obtener beneficios, ya con Emilio Saracho al frente.

Las acusaciones atribuyen a Ron, Saracho, sus respectivos consejos de administración y la firma auditora PwC presunta falsedad societaria, administración desleal, falsedad documental y un supuesto delito contra los consumidores y el mercado, si bien ninguno de los investigados ha sido citado a declarar por el momento.

Como resultado de esta iniciativa del juez Andreu, Ron, ha decidido recurrir la decisión del embargo de su pensión. Según los abogados del exbanquero la aseguradora Allianz, "sin que el juez lo haya pedido, invita a éste, mediante un escrito del que aún no se tiene conocimiento, induciéndole a error, a acordar el embargo preventivo de unos derechos que, además de debidos y perfectamente legales, corresponderían, en parte y una vez hechos efectivos, a una tercera persona, que nada tiene que ver en este asunto".

De momento, los abogados de Ron, J.A. Choclán, han presentado un recurso contra el auto del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, y preparan una reclamación ante la Dirección General de Seguros por el comportamiento "anómalo" de Allianz, aseguradora que tiene custodiados la pensión del exbanquero. Además, están estudiando otras acciones contra la aseguradora de origen alemán.

Según los abogados de Ron, Allianz Seguros y Reaseguros "incumple los términos de la póliza de seguro suscrita y las normas sobre contratos de seguros, además de las obligaciones de protección de datos, sin informar previamente al asegurado".

Destacan que Allianz, en su comunicación al Juzgado, parece haber reconocido el derecho a la percepción de tales derechos económicos a favor de Ángel Ron".

Aseguran, además, que "causa alarma, especialmente para un asegurado, que tal reconocimiento de la obligación de pago se haya hecho en sede judicial, sin contestar a la solicitud de reembolso de Ron, sin informarle previamente, sin que el Juzgado lo haya pedido, vulnerando las más elementales normas de ética profesional, confidencialidad de datos y normativa vigente sobre contratos de seguros, e incluso mediando engaño, si atendemos a la evasiva respuesta del departamento de atención a clientes de Allianz, ante la reclamación presentada" por el exbanquero, dado el retraso en la contestación a sus pretensiones.

Añaden que "Ron todavía no ha sido llamado a declarar, ni ha tenido conocimiento previo sobre esta cuestión, ni oportunidad de contestar a las acusaciones de la querella en sede judicial, y sin embargo, se ha trasladado el debate de la sede judicial a los medios de comunicación y a la opinión pública, generándose una sospecha y descrédito hacia el señor Ron específicamente, que ha desencadenado interés informativo, sin que pueda atender a las múltiples llamadas y requerimientos acusatorios que se le están haciendo, de manera que esta nota de prensa es la única fórmula de defensa, aun en evidente desequilibrio, cuando la situación ha sucedido fuera del procedimiento establecido, por quien no forma parte del mismo y sin una mínima actividad de investigación del asunto".

Normas