Telefónica estudia la venta de parte del capital de los negocios en Latinoamérica

Baraja opciones para recuperar el favor de los mercados

Los inversores bajistas retoman posiciones en la operadora

telefonica

Telefónica vive una nueva etapa tras la aprobación la pasada semana de una amplia remodelación en la cúpula directiva, con el nombramiento de nuevos responsables en España e Hispanoamérica, región que además se ha dividido en dos áreas. Ahora, la empresa está analizando distintas alternativas corporativas con la que hacer frente a la presión en los mercados financieros y consolidar la reducción de deuda.

Según fuentes del mercado, entre estas opciones figura de nuevo la posible venta de parte del capital de negocios en Latinoamérica. La operadora contempla varías vías. Por un lado la venta directa de parte de las acciones a un grupo de inversión, repitiendo la fórmula realizada en 2013 con la venta de un 40% del capital de Telefónica Centroamérica a Corporación Multi Inversiones, o bien la venta en 2017 de la misma participación de Telxius a KKR.

Por otro lado, Telefónica también contemplaría una posible colocación en Bolsa de parte del capital de estos negocios. En 2012, la empresa analizó esta opción llegando a crear Telefónica Latinoamérica Holding para articular la transacción. En la compañía se habla de las “contraverónicas” en relación a la operación realizada en 2000 por la que Telefónica se hizo con el 100% del capital de sus filiales en Brasil, Argentina, Chile y Perú. En cualquier caso, la firma mantendría el control de los negocios.

A mediados de 2017, en los mercados se especuló con una posible colocación en Bolsa de parte del capital de Telefónica Argentina. Con anterioridad, también se había rumoreado con un movimiento similar con la filial mexicana.

Otra alternativa que la compañía sigue manejando es una OPV de O2, la filial británica. La operadora lleva considerando esta operación desde 2016 siempre bajo un escenario favorable en los mercados. Telefónica está a la espera de la subasta de espectro en Reino Unido, un activo con el que prevé ampliar el valor de 02.

Telefónica no quiso hacer comentarios sobre posibles movimientos.

Lo cierto es que la compañía tiene distintas opciones estratégicas sobre distintos mercados. Fuentes del mercado señalan que solo Brasil y España, los dos mayores mercados por ingresos del grupo, están fuera de cualquier alternativa corporativa.

Telefónica busca recuperar el favor del mercado. La acción cayó ayer un 1,95% hasta 7,89 euros, su precio más bajo desde diciembre de 2016. Esta evolución dificultaría la opción de una posible ampliación de capital, en línea con la realizada en 2015. Aun así, esta alternativa está ahí.

Los inversores bajistas han vuelto a tomar posiciones en Telefónica. Bridgewater Associates, una de las mayores gestoras de hedge funds, desveló ayer que posee un 0,52% del capital. Por contra, en las últimas semanas, ejecutivos y consejeros de Telefónica han salido en ayuda de la teleco con la compra de acciones.

En las próximas semanas va a haber gran actividad. Telefónica presenta los resultados de 2017 el 22 de febrero, y en el mercado se considera que serán positivos. Los inversores están pendientes de la evolución de la deuda así como de las decisiones del grupo en torno al dividendo.

Normas