Seguridad Social
Tomas Burgos, secretario de Estado de Seguridad Social.

Empleo ha destinado a pensiones 3.000 millones no gastados por las mutuas

Tomás Burgos defiende el crédito para pagar jubilaciones porque no genera intereses

El Gobierno aprobará pronto el reglamento que aumenta el control sobre las mutuas

Los últimos datos cerrados y auditados de la gestión que realizan las mutuas de la Seguridad Social indican que en 2016 destinaron 10.500 millones de euros de cuotas de empresarios y trabajadores.

Según ha explicado hoy en el Senado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, en ese año las mutuas generaron unos resultados positivos de más de 600 millones de euros, que no se gastaron en la gestión de las bajas laborales de los trabajadores. Y se incorporando al Fondo de Contingencias Profesionales 547,1 millones de dichos excedentes.

Burgos ha aportado también otro dato: desde 2014 –fecha en la que la ley que regula las mutuas permitió al Gobierno disponer de los excedentes de estos organismos colaboradores– la Seguridad social ha empleado 3.000 millones de estas cotizaciones no gastadas a pagar pensiones contributivas.

Esta disposición de los excedentes de las mutuas es una de las causas que ha contribuido a que la Seguridad Social haya logrado ingresos récord de más de 109.000 millones en 2017, a pesar de tener casi un millón de afiliados menos que justo antes de la crisis, en el mejor momento del empleo en España.

No obstante, y pese a este récord recaudatorio que ha permitido que los ingresos de la Seguridad Social crecieran el pasado año por encima de los gastos en pensiones por primera vez en diez años, el déficit del sistema de pensiones sigue en máximos, siendo ya de 18.800 millones. Por ello, Burgos ha tenido que dar cuenta hoy de los planes de Gobierno para seguir pagando las pensiones.

En ese sentido, ha defendido el crédito de 10.192 millones de euros que el Gobierno pidió al Tesoro el pasado año para costear sendas partes de la pagas extra de los pensionistas de verano y Navidad. “Se concedió con el doble objetivo de proporcionar la cobertura adecuada de las pensiones y de preservar una parte del fondo de reserva”, ha explicado Burgos.

De hecho, el ministerio de Empleo aún no ha agotado la hucha de las pensiones gracias a este fondo, que en 2018 se repetirá y aumentará hasta los 10.500 millones, según ha informado el Tesoro. Pero si no hubiera Presupuestos Generales para el presente ejercicio, el préstamo se mantendría en los 10.192 millones del año pasado. El crédito es necesario porque en el fondo de reserva quedan poco más de 8.000 millones de euros, lo que solo serviría para abonar una paga extra.

Además, Burgos ha recordado a los senadores que la aportación de este préstamo del Estado no devengará intereses y que su cancelación se producirá en un plazo de 10 años apartir de este año.

Futuro reglamento

El responsable de la Seguridad Social ha anunciado también la próxima aprobación del reglamento de la ley de mutuas. Burgos ha detallado que la nueva norma mejorará el seguimiento y control de las mutuas e incluirá medidas como el régimen de incompatibilidades del personal directivo; el control de los gastos de la administración; la necesidad de recabar autorización para contratos de renting que hagan las mutuas; el control de inversiones reales o la limitación de la posibilidad de creación de nuevos centros asistenciales cuando en su área geográfica existan centros de otras mutuas que pudieran ser utilizados.

Normas
Entra en EL PAÍS