La JUR publica este viernes el informe expurgado de Deloitte sobre Popular

El organismo ultima con las partes la retirada de la información más sensible

La auditora tiene pendiente un segundo informe que será clave para las posibles indemnizaciones

La presidenta del Banco Santander,  Ana Botin. (Getty Images)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botin. (Getty Images)

La Junta Única de Resolución (JUR) tiene previsto dar a conocer este viernes los informes y documentos que sirvieron de base para la intervención del Banco Popular. La JUR se había negado a facilitar esa documentación, pero el panel de Apelación del propio organismo solicitó su publicación tras recibir varios recursos.

Los documentos, sin embargo, han sido expurgados de toda la información que pueda ser considerada sensible por parte de las autoridades europeas y nacionales involucradas en el proceso así como por el banco Santander, que adquirió la entidad resuelta por 1 euro.

Ese precio se derivó de uno de los documentos que se darán hoy a conocer. En concreto, el informe de valoración elaborado por la auditora Deloitte.

La auditora valoró a la entidad de dificultades en una horquilla de 1.500 millones de euros, en el mejor de los casos, y -8.000 millones de euros en el peor. El escenario base se cifró en -2.000 millones y fue el que se utilizó para la venta final al Santander. Como consecuencia, los accionistas del Popular perdieron su inversión y el banco resuelto fue absorbido por el Santander, la entidad presidida por Ana Botín.

La presidenta del Santander se mostró este miércoles completamente a favor de publicar el informe. "Nos parece no solo bueno, sino muy bueno que se conozcan los datos de cómo estaba la entidad (Popular) en aquel momento, aunque sí que preferimos que haya temas sobre alianzas que no se publiquen", señaló Botín.

La resolución desencadenó una batería de reclamaciones y los damnificados confían en que los documentos que va a publicar la JUR aporten argumentos para defender su causa ante los tribunales.

La JUR también tiene previsto publicar otros dos documentos que pueden arrojar algo de luz. En concreto, el plan de Resolución del Popular elaborado en 2016 y el dictamen de Resolución que acabó con la entidad.

La JUR, sin embargo, ha sometido todos esos documentos a una larga purga, por lo que cabe imaginar que muchos inversores no se darán del todo por satisfechos.

El organismo que dirige Elke König anunció en un principio la publicación para mediados de diciembre. Pero indicó que “desafortunadamente” debía retrasarse hasta mediados de enero porque la supresión de datos no había concluido. Tampoco se cumplió ese plazo. Y, finalmente, la JUR parece dispuesta a publicar la versión no confidencial este viernes, casi mes y medio después del primer plazo previsto, salvo que surjan pegas de alguna de las partes en el último momento.

Pero queda pendiente un segundo informe de Deloitte, previsto para primavera, que podría ser mucho más útil para los antiguos accionistas del Popular. La auditora debe calibrar en ese documento si algún inversor hubiera salido mejor parado en caso de liquidar la entidad (en base a la legislación española) en lugar de resolverla. Si fuera así, los perjudicados podrían reclamar compensación. Las indemnizaciones correrían a cargo de la JUR, que estrenó sus poderes el 7 de junio de 2017 con el Popular.

Normas