Trump pide al Congreso 1,5 billones de dólares para infraestructuras

Propone un plan financiado por administraciones locales y el sector privado

Reclama un incremento del presupuesto de Defensa

Donald J. Trump  frente al vice presidente Mike Pence y el portavoz de los republicanos de la cámara  Paul Ryan
Donald J. Trump frente al vice presidente Mike Pence y el portavoz de los republicanos de la cámara Paul Ryan REUTERS

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha pedido al Congreso la aprobación de un proyecto que genere "al menos" 1,5 billones de dólares con las administraciones locales y el sector privado para "arreglar permanentemente" el déficit de infraestructuras del país.

"Construiremos nuevas y relucientes carreteras, puentes, autopistas, ferrocarriles y vías fluviales en nuestro país", afirmó Trump durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión, en el que pidió a los demócratas que apoyen su plan que también incluye la reconstrucción de las infraestructuras deterioradas.

"Pido -afirmó Trump- a los dos partidos que se unan para brindarnos la infraestructura segura, rápida, confiable y moderna que nuestra economía necesita y nuestra gente merece".

Trump dijo que el proyecto de ley que discuta el Congreso debe incluir una "simplificación" de los procesos de aprobación de permisos "a no más de dos años, y tal vez incluso uno".

"Estados Unidos es un país de constructores. Construimos el Empire State Bulding (de Nueva York) en solo un año. ¿No es una vergüenza que ahora pueda llevar hasta diez años conseguir el permiso para una simple carretera?", se preguntó el presidente.

Trump hizo de la reconstrucción de la infraestructura nacional una las principales promesas que le llevaron a la Casa Blanca en enero del año pasado.

Durante la campaña electoral de 2016, el entonces candidato republicano propuso una inversión de 1 billón de dólares en la próxima década entre fondos federales y locales para carreteras, puentes y aeropuertos, aunque la semana pasada Trump elevó esta cifra a 1,7 billones.

No obstante, el Gobierno de Trump tan solo tiene previsto poner 200.000 millones de su propio bolsillo para el plan y espera que las administraciones locales, estatales y el sector privado completen el resto.

Los demócratas, por su lado, han pedido a Trump que ponga sobre la mesa un plan ambicioso para ganarse su apoyo en el Congreso.

"En este tema, los demócratas coincidimos con el presidente: la infraestructura es la columna vertebral de nuestra economía, y nos hemos retrasado. Si no reparamos y modernizamos rápidamente nuestra infraestructura, corremos el riesgo de ceder el próximo siglo de liderazgo económico global a China o India", dijo en un artículo a The Washington Post el líder demócrata en el Senado, Chuch Schumer.

Nuevas leyes migratorias

Durante el discurso, Donald Trump, apeló a la idea de un "nuevo momento americano" para reclamar no solo el apoyo al plan de infraestructuras, sino también para pedir al Congreso que endurezca las leyes migratorias y dé prioridad a los intereses de Estados Unidos en seguridad y comercio.

"Este es nuestro momento americano. Nunca ha habido un mejor momento para comenzar a vivir el sueño americano", dijo Trump. 

El gobernante republicano habló de inmigración en términos de seguridad y culpó a las "fronteras abiertas" de la llegada masiva de mano de obra barata, drogas y pandillas, como la Mara Salvatrucha. 

En varias ocasiones, Trump pidió a republicanos y demócratas que trabajen juntos para sacar adelante una reforma migratoria que permita el acceso a la ciudadanía de 1,8 millones de "soñadores" a cambio de 25.000 millones de dólares para construir el muro con México.

"Unámonos, dejemos a un lado la política, para finalmente conseguir hacer el trabajo", pidió Trump, quien, sin embargo, insistió en que solo firmará una ley que ponga a "EEUU primero".

El mandatario pidió al Congreso que acabe con la llamada "lotería de visados para la diversidad", que asigna aleatoriamente hasta 50.000 visados a extranjeros, e instaure un sistema de méritos que sustituya al actual método de reagrupación familiar, conocido por sus detractores como "migración en cadena".

Presupuesto de Defensa

Trump pidió un incremento del presupuesto de Defensa, abogó por "modernizar y reconstruir" el arsenal nuclear del país y anunció haber firmado una orden ejecutiva para mantener abierta la cárcel de Guantánamo (Cuba), cuyo cierre se convirtió en una prioridad para su antecesor, el demócrata Barack Obama.

El gobernante advirtió también del peligro que puede suponer Corea del Norte, cuyos misiles podrían amenazar "muy pronto" el territorio estadounidense, según dijo.

"Solo necesitamos mirar al depravado carácter del régimen norcoreano para entender la naturaleza de la amenaza nuclear que podría suponer para Estados Unidos y nuestros aliados", subrayó Trump,

Mencionó a Rusia y China para calificar a estos países de "rivales" por desafiar los intereses y valores de Estados Unidos, pero evitó hablar de la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, por la que miembros de su campaña están siendo investigados. 

Normas