Renovables

Siemens Gamesa se dispara en Bolsa y extiende los ajustes a sus proveedores

El fabricante eólico perdió 35 millones en el trimestre, pero la acción sube

El grupo anunciará el día 15 su estrategia contra la caída de precios

Logo de Siemens Gamesa
Logo de Siemens Gamesa REUTERS

Siemens Gamesa ultima una estrategia contra la caída de precios en la industria eólica que pasa por extender su política de ajuste de costes a los proveedores. A nivel interno, ese plan se ha traducido en 408 despidos en España y el cierre de la fábrica de Miranda de Ebro (Burgos), anunciado este lunes.

El sector renovable ha registrado un desplome en sus precios al pasar las concesiones eólicas del sistema de primas al de subastas, donde gana la mejor oferta en tarifas, lo que ha estrechado los márgenes en los concursos abiertos en los diferentes países.

Esta coyuntura lastró los resultados de Siemens Gamesa en su primer trimestre de este ejercicio, que la multinacional renovable contabiliza durante octubre a diciembre pasados. El grupo que dirige Markus Tacke perdió 35 millones con un descenso de las ventas del 23%, al registrar un volumen de facturación de 2.127 millones. Es el primer ejercicio tras la fusión de los activos eólicos de Siemens y de Gamesa.

Con todo, la acción se ha disparado en la Bolsa española, con un alza que llegó al 7%. El valor ha sido castigado en los últimos meses por las advertencias sobre resultados. Además, las pérdidas están ligadas a algunos apuntes extraordinarios. El resultado incluye un gasto fiscal de 56 millones, de los que 36 millones son por el impacto de la reforma tributaria en los Estados Unidos y otros 16 por bases imponibles negativas pendientes de aplicación no reconocidas. Además, el resultado se vio lastrado en 71 millones netos de impuestos por los costes de integración y reestructuración.

El grupo ha provisionado 160 millones este año por los costes de su ajuste interno

Nuevo plan

La estrategia en costes será anunciada por Tacke y su equipo el próximo 15 de febrero. El plan incluye el desarrollo de turbinas de más capacidad y productividad, para contrarrestar con estos avances tecnológicos la citada depreciación. Precisamente la imposibilidad técnica del centro burgalés de fabricar palas para turbinas de más de 40 metros de longitud determinó su cierre. Su actividad se trasladará a otras plantas de la empresa en España. Tacke considera que esa disrupción en precios ya se ha detenido y con los planes en costes y tecnológicos podrán afrontar con garantías el nuevo escenario de subastas.

En el lado positivo, Siemens Gamesa se apuntó en el primer trimestre la entrada de nuevos pedidos por una capacidad de 2,8 gW, superior en un 29% a la contratada durante el mismo periodo del ejercicio anterior. Han aumentado los encargos desde Dinamarca, Tailandia, Egipto, Estados Unidos e India. Este último mercado, donde el grupo es líder en la producción de aerogeneradores, ha vuelto a convocar subastas de generación tras un parón que afectó al balance de Siemens Gamesa. La empresa ya se anotó en 2017 encargos por 3.000 MW en este mercado, que en 2018 abrirá subastas por 2.000 MW de nueva generación.

Brasil también está dando síntomas de reactivación. En Estados Unidos, el texto de la reforma fiscal que afecta al sector eólico "elimina los peores escenarios", aseguran desde Siemens Gamesa. El grupo cierra el primer trimestre con una cartera de pedidos de 21.333 millones, el 48% de los cuales están integrados en la unidad de mantenimiento de parques eólicos, en la actualidad la división con los mejores márgenes de rentabilidad.

Hasta el 31 de diciembre, el grupo contabilizó una deuda financiera neta de 341 millones, Para todo 2018, la empresa ha provisionado 160 millones por los costes de la reestructuración interna.

 

Normas