El Gobierno recortará en 375 millones los ingresos de las empresas gasistas

Una enmienda del PP a la Ley de la Sequía incluye un ajuste del 10% anual a las redes

Gas Natural, Enagás y Naturgas, las principales afectadas

Enagas Gas Natural Ampliar foto

Por sorpresa, el Ministerio de Energía ha decidido recortar la retribución que reciben las redes de gas hasta un 10%, lo que afectará especialmente a Enagás y Gas Natural, pero también a a Naturgas y Madrileña Red de Gas y Redexis. En total, 375 millones de euros anuales con los que el departamento que dirige Álvaro Nadal pretende frenar el déficit de tarifa que viene acumulando el sistema y, en última instancia, poder anunciar una rebaja de los peajes del gas ante las próximas elecciones municipales, indican fuentes del sector.

 En una enmienda que el Grupo Popular en el Senado ha introducido a la ley por la que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía (quizás la última ley ordinaria que se tramite en esta legislatura), esta formación política propone una modificación del marco retributivo de las actividades de transporte y distribución de gas. Y lo hace a través de una disposición adicional en la que plantea adelantar a este año el ajuste regulatorio que reforma del sector del gas de 2014 preveía cada seis años.

El texto de la enmienda, al que ha tenido acceso CincoDías, recuerda que la ley de la citada reforma (18/2014, de 15 de octubre) habilitaba al Gobierno a modificar, antes de finales del periodo regulatorio 2015-2020, los parámetros retributivos de las redes y las infraestructuras que componen el sistema (regasificadoras, gasoductos o almacenamientos). Y recuerda, que el artículo 60.2 de la norma establece la posibilidad de ajustar dichos parámetros cada tres años, “en el caso de que existan variaciones significativas de las partidas de ingresos y costes”. Aunque se pueden modificar los coeficientes relativos a los valores unitarios para el cálculo de la retribución, la ley excluye “taxativamente” de dicha revisión la tasa de retribución financiera de los activos y el coeficiente de eficiencia.

Y es precisamente aquella excepción la que ahora quiere eliminar el Gobierno del PP, al considerar que o se recortan todos los parámetros o no se podrán contener los desajustes. “La enmienda propuesta -indica el texto de la misma-, tiene por objeto habilitar al Gobierno para modificar aspectos retributivos en las actividades reguladas del sector del gas en el semiperiodo regulatorio [los tres años citados], más allá de las contempladas en el articulo 60 de la ley”.

La propuesta del PP se justifica, pues, en los déficits que se han acumulado en el sistema desde el año 2015 (27,2 millones de euros); 2016 (90 millones) y 2017 (estimado en 120 millones). Para 2018, la previsión incluida en la orden de peajes que entró en vigor el 1 de enero, es de 10 millones de superávit.

En la amplia justificación de una enmienda de apenas dos párrafos, el Gobierno (o PP) avanza que el recorte que se reserva para las empresas distribuidoras (que adelanta del 31 de diciembre de 2020 al 1 de enero de 2019, una vez aprobada y desarrollarla ley contra la sequía), asciende a 285 millones de euros. De estos, un 70,5% corresponderá a Gas Natural;un 13% a Naturgás; un 10,2% a Madrileña Red de gas y un 4,4% a Redexis. Por su parte, Enagás, operador y transportista, se vería afectada por un recorte de 90 millones en sus distintas actividades.

Efecto ‘Castor’

Fuentes del sector consideran injustificado plantear unos recortes para frenar unos déficits que, en realidad, están generados por el rescate del almacén de gas Castor:96,4 millones anuales, entre el coste de la deuda (titulizada por Santander, Bankia y Caixabank) y el mantenimiento de la instalación.

Y menos ahora que, tras la sentencia por la que el Tribunal Constitucional ha anulado el pago de dicho rescate (sería necesario tramitar dicho rescate a través de una ley y no de un RDL, tal como hizo el Gobierno en 2014), el sistema recuperaría los 240 millones que desde ese año han cobrado los bancos, que dejarán de recibir la liquidación correspondiente mensual a dicha deuda. El gobierno debe dar una solución a un grave problema que requiere de una ley, según el Constitucional.

El sector sufre una caída un 3% en Bolsa

Aunque el recorte en ciernes, que adelantó el sábado El Mundo, solo afecta a las empresas de gas, tanto estas como las eléctricas sumaron una caída en Bolsa del 3% (1.750 millones de euros), ante el temor a un ajuste general de los ingresos regulados.

Endesa fue la más castigada, con un descenso del 3,22%, hasta 18,15 euros. Más justificada resultó la caída de Enagás, otro 3,07%, hasta 22,39 euros y Gas Natural Fenosa, que perdió un 1,68%. Una enmienda del Partido Popular en el Senado a la Ley de la Sequía, establece una modificación regulatoria que se traducirá en un recorte de 375 millones anuales para las redes de gas (casi 200 millones a Gas natural y 90 millones a Enagás).

También se vieron afectadas REE, que cedió un 1,56% e Iberdrola, un 1,07%. En principio, la regulación de las eléctricas no parece que vaya a modificarse. Sus cambios regulatorios, según el actual mecanismo de retribución, se revisaría a partir de 2021.

Normas