Las empresas del Ibex abrazan tímidamente los ODS

Un informe de Deloitte evalúa la vinculación entre las compañías y el desarrollo sostenible

Panel informativo del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid.
Panel informativo del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid.

La Agenda 2030 de Naciones Unidas propone 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas que exigen una acción colectiva y colaborativa urgente en el ámbito económico, social y ambiental tanto de las Administraciones públicas como del sector privado y la sociedad civil. A las empresas, en concreto, los objetivos las animan a reducir sus impactos negativos al tiempo que mejoran su contribución positiva a través de los productos y servicios que desarrollan, las inversiones que realizan y las prácticas corporativas que adoptan.

Para alcanzar la interdependencia entre desarrollo sostenible y éxito empresarial, las empresas deben articular un propósito claro, vinculado a los grandes retos del desarrollo sostenible y utilizarlo para dar forma a los planes y la cultura de la organización. Es lo que Deloitte define como Propósito 2030.

“El Propósito 2030 no es solo una frase o un lema, es cambiar la razón de ser de una compañía”, asegura Teodoro Gómez Vecino, socio de Monitor Deloitte. “Cambiar la página web, cambiar tus presentaciones, no es cambiar el propósito. Lo complicado de esto es que tiene que ser coherente con tu estrategia como compañía”, continúa. Para el socio de Monitor Deloitte, “cambiar la estrategia de tu compañía es cambiar adónde te quieres dirigir, dónde quieres competir, cómo lo quieres hacer, cuáles son tus management systems, es decir, es cambiar y alinear toda tu estrategia”.

Sin embargo, en España, el compromiso de las compañías con los ODS todavía es muy limitado, ya que solo el 9% de las empresas del Ibex 35 ha incorporado a su estrategia un propósito que integre, de forma clara, alguno de los objetivos. Así se desprende del informe 2030 Purpose: Good business and better future de Deloitte, originalmente realizado para Reino Unido y completado y adaptado con un análisis de las empresas españolas en 2017. El informe de Deloitte evalúa la vinculación entre el propósito de las principales compañías españolas con el desarrollo sostenible y los ODS, así como su nivel de integración en la estrategia de la empresa y en su modelo operativo.

Según el estudio, las empresas del Ibex aún tienen un gran margen de mejora en este ámbito, pues hasta 2016, solo 3 compañías contaban con un propósito integrado, de forma clara, en su estrategia; un total de 6 cuentan con un propósito orientado al bien común, similar a los ODS; 21 empresas definen un propósito, y 5 todavía carecen de un propósito claro. Por otro lado, el 40% de las grandes empresas españolas cotizadas ya contemplan los ODS en sus informes de sostenibilidad y sus páginas web, aunque solo un 20% mide la contribución que esta acción tiene.

“Las empresas están apostando, tímidamente en principio, pero cada vez con más energía, por fortalecer su cultura, su estrategia y su forma de hacer sus operaciones a través de un propósito claro”, destaca Helena Redondo, socia de gobierno corporativo y sostenibilidad de Deloitte, como una de las conclusiones del informe. “Y ese propósito necesariamente pasa por tener una vinculación con un gran reto a nivel social. Las empresas tienen que estar para resolver problemas de desempleo, crear desarrollo económico, tienen que ser capaces aprovechar las nuevas oportunidades de la digitalización y de las necesidades de los clientes. Y tenemos que dar una respuesta que asegure nuestra sostenibilidad como empresas a largo plazo”, afirma Redondo.

Otra conclusión del informe, señala la socia de Deloitte, es que “las compañías todavía tienen mucho recorrido para integrar ese propósito en las operaciones del día a día”.

Crece la Red Española del Pacto Mundial

-El número de firmantes asociados a la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas ha crecido un 8% en el último año, pasando de 474 en 2016 a 510 en 2017. La subida mantiene la tendencia positiva desde la creación de la Red y confirma la importancia que el sector privado español otorga tanto a la actividad de la entidad como a las acciones que busquen impulsar la im­plantación de los ODS.

-Este aumento se ha producido gracias a las organizaciones empresariales, que representan al 85% de los firmantes (un 31% son grandes empresas y el 54%, pymes). La adhesión al Pacto Mundial de este segmento ha crecido en un 11%. Las pymes experimentan la mayor subida: un 13% respecto a 2016.

Normas