10 relojes de lujo, pero para alquilar

Las piezas más exclusivas se intercambian entre particulares

También se alquilan por entre 100 y 1.000 euros al mes, en función de la empresa

10 relojes de lujo, pero para alquilar Ver fotogalería

No siempre es fácil decidirse al comprar un reloj de alta categoría. Los altos precios, sumados a la enorme oferta y a la incertidumbre de saber con certeza cuál se ajusta más al estilo y la comodidad del comprador, hacen que la decisión sea compleja. En este contexto, la empresa con sede en Nueva York, Eleven James, lanzó hace cinco años un servicio pionero por el cual permitía a sus socios probar un reloj al mes. Al principio, ofertando únicamente los modelos disponibles en su cartera, pero abriendo más adelante la puerta a coleccionistas y particulares que quisiesen unirse al grupo para intercambiar sus preciadas piezas.

La economía compartida se abría paso en el sector. Desde entonces, son varias las compañías que ofertan este tipo de servicios. Una de ellas es la firma relojera suiza Dubois et fils, que desde hace algo más de un año ha añadido esta modalidad a su oferta. “En un mundo digitalizado y global la propiedad ya es incluso vista como una carga. El acceso es más importante que la posesión, y compartir los relojes es una tendencia en auge”, cuenta Thomas Steinemann, presidente del grupo.

En Suiza y EE UU este servicio ha crecido con fuerza en los últimos cinco años

Las razones, alega, ni siquiera son económicas, ya que la mayoría de quienes recurren a estos servicios cuentan con un patrimonio financiero alto, superior al medio millón de euros. Además, apunta, “en el mundo de los negocios, el reloj sigue siendo un accesorio que se tiene muy en cuenta y que en muchas ocasiones sirve como excusa para entablar una conversación”. En el caso de la compañía suiza, el periodo de alquiler se mueve entre el mínimo de un mes y el máximo de un año por modelo, con precios mensuales que oscilan entre los 90 francos suizos (unos 76 euros) y los 160 (135 euros), en función de la marca y modelo. Además, aquellos relojes que salen de Suiza tienen un plus en su precio de alquiler.

La situación de Eleven James es diferente. Este portal exige a sus socios una cuota anual para poder acceder a los modelos que se mueve entre los 2.150 dólares (1.752 euros) y los 14.900 dólares (12.148 euros). Para entrar en este círculo, además, la empresa exige que cada miembro deposite en la cartera al menos un modelo, que previamente los expertos de la firma evalúan y certifican. El servicio, no obstante, está abierto al resto de particulares, sin que tengan que entrar a formar parte de la comunidad. En España, aunque este servicio está mucho menos desarrollado, también hay empresas que lo ofertan. Una de ellas es la firma alicantina García Joyeros, que alquila sus modelos durante tres días, por el 10% del valor de la pieza, o por un periodo superior, con un precio que ronda por jornada el 3% del valor del reloj.

A continuación, 10 relojes de diferentes marcas de lujo para alquilar.

Normas