Diego Cabezudo y José Antonio Arribas, consejero delegado y COO de Gigas.
Diego Cabezudo y José Antonio Arribas, consejero delegado y COO de Gigas.

Gigas arranca su estrategia de crecimiento inorgánico: compra SVT

La compañía española cierra su primera adquisición y avanza que está analizando más operaciones

Sus acciones suben un 60,6% desde el 31 de marzo de 2017

Gigas, la compañía española especializada en servicios de cloud computing y que cotiza en el MAB, ha cerrado la compra del proveedor catalán de servicios de cloud hosting SVT. Una empresa con más de 250 clientes, todos empresariales, a los que ofrece fundamentalmente alojamiento de ERPs (aplicaciones de gestión empresarial, en particular SAP, Sage y Microsoft Navision).

SVT era hasta ahora filial del grupo Semic, un proveedor de soluciones y servicios TI con más de 30 años en el mercado y una facturación superior a los 40 millones. La compra excluye la unidad de negocio de servicios de seguridad de SVT. Pese a ello, Gigas ha firmado un acuerdo de colaboración con el Grupo Semic para poder ofrecer sus servicios de seguridad a su base de clientes, según explica a CincoDías Diego Cabezudo, consejero delegado de Gigas. 

“Somos dos empresas muy complementarias. Geográficamente, porque ellos tienen casi toda su base de clientes en Cataluña, una región donde nosotros tenemos poca presencia, y por negocio, porque SVT solo tiene clientes empresariales como nosotros y son muy fuertes en ERPs, un área que nos gusta mucho, porque son entornos productivos, donde la lealtad del cliente es mayor", continúa el directivo.

La transacción se ha estructurado mediante un importe fijo (mezcla de efectivo y de asunción de deuda financiera) y un importe variable que dependerá de las ventas de 2018 y que será desembolsado en abril de 2019. Asumiendo unas ventas iguales a las de 2017, Gigas ha valorado el negocio de hosting de SVT en 665.000 euros (la parte fija supondría en torno al 75%, y esta incluye la asunción de 222.000 euros en deuda). “Hemos adquirido SVT a un múltiplo equivalente a 0,8 veces ventas”, continúa Cabezudo, que detalla que absorben los cinco empleados que tiene la compañía, básicamente administradores de sistemas, que seguirán trabajando en Lleida.

El directivo aclara que la compra se ha financiado con recursos propios disponibles en el balance de Gigas, y asegura que, con esta primera adquisición arranca la estrategia de la compañía de complementar su crecimiento orgánico con operaciones inorgánicas.

“Ese va a ser nuestro objetivo para 2018, como lo fue la rentabilidad en 2017 y lo hemos cumplido. Queremos poner a la compañía en otra escala a final de año”, añade Cabezudo. En este sentido, subraya que la inversión de 2,5 millones hecha por Inveready (“un inversor clave en el impulso de crecimiento inorgánico de MásMóvil”) en Gigas en diciembre irá destinada a financiar compras de compañías. La financiación se ha hecho mediante obligaciones convertibles en acciones. "Ya hemos identificado algunas operaciones, pero no creo que ninguna se cierre de forma inmediata. Estamos mirando tanto España como Latinoamérica”, destaca el directivo.

Cabezudo es consciente de que el negocio de Gigas necesita cierta escala para ser rentable, de ahí el interés de la firma por crecer rápidamente de manera inorgánica. También admite que alcanzar los 20 millones de facturación será un hito importante, porque "nos permitiría alcanzar ebitdas superiores al 20%".

El ejecutivo asegura que el final de año ha sido muy bueno para la compañía, que ha cerrado nuevos contratos. "Y esperamos seguir creciendo al ritmo que venimos haciendo, pero queremos acelerar ese crecimiento con la parte inorgánica”. Gigas, que prevé cerrar 2017 con 7 millones de euros en ventas y 600.000 euros de ebitda (muy por encima de los 211.000 previstos inicialmente), según lo estimado, confía en superar el millón de euros de ebitda en 2018. La firma apostará este año por los servicios de seguridad (“que complementan muy bien nuestra oferta de hosting”) y por dar más servicios de conectividad y comunicación.

Más confianza en Bolsa

La acción de Gigas se ha revalorizado un 60,6% desde el 31 de marzo de 2017, cuando marcó un mínimo de 2,18 euros. Ayer, cerró a 3,5 euros. Los inversores parecen confiar en el valor tras la presentación de sus últimos resultados (correspondientes al tercer trimestre de 2017) y anunciar la inversión de Inveready en la firma. Gigas ha multiplicado por tres su media de negociación: de 15.000 euros diarios en el último año a 48.000.

Normas
Entra en EL PAÍS