UGT
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez. EFE

UGT denuncia que la masa salarial de los altos funcionarios se dispara mientras baja la del resto

El sindicato recuerda cómo a la vez ha aumentado la jornada y se han recortado derechos

Reclama al Gobierno que rectifique su política aunque no estén aprobados los presupuestos

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha analizado la evolución de la masa salarial de los trabajadores de la Administración General del Estado (AGE) en los últimos siete años. En términos generales, el estudio revela que el conjunto de las retribuciones de los empleados públicos de la AGE se redujo un 9,2% desde 2010. En cambio, la masa salarial del personal de alta dirección se incrementó un 41,9%.

Desde UGT calificaron como “discriminatoria e injusta” esta brecha y señalaron los posibles motivos que la explican. Por un lado, por la reducción de plantilla, que se cebó con las categorías más bajas. Por otro, también fue determinante contar con niveles salariales inferiores a los de otras administraciones, y también por la escasa implantación de la carrera profesional.

El sindicato recordó cómo han sido los empleados públicos quienes han gestionado, garantizado y mantenido la prestación y calidad de los servicios públicos más esenciales durante la crisis. “Y no el personal de alta dirección, un colectivo de marcado perfil político y burocrático, contratado discrecionalmente por el Gobierno de turno”, añadió.

El informe subrayó cómo el inicio de la crisis abrió un periodo de recortes para los trabajadores de la AGE, con la excusa de ajustar el gasto público. Así, UGT estima que los recortes de salario, congelaciones y eliminación de pagas extras han supuesto una pérdida de poder adquisitivo de más del 13%.

Por este motivo, el sindicato reclama al Ejecutivo que rectifique su política salarial y no ponga como excusa la ausencia de presupuestos para este ejercicio. El Comité Europeo de Derechos Sociales, en enero de 2015, ya calificó como insuficientes las tablas salariales del convenio único del personal laboral de la AGE, ya que se situaban por debajo del 50% del salario medio neto de la UE, una circunstancia que, en su opinión, vulnera la Carta Social Europea.

En paralelo al deterioro de las retribuciones, el estudio incidió en cómo se ha producido un aumento de la jornada y un recorte de derechos, “todo sin posibilidad de negociación real, al cambiar unilateralmente el Estatuto Básico del Empleado Público”.

Normas
Entra en EL PAÍS