Las quiebras de empresas aumentan y rompen una racha de tres años

El número de concursos de acreedores crece en 2017 un 2,2% interanual hasta los 4.221

La constitución de empresas cae por primera vez desde 2009

acreedores Ampliar foto

Dos nuevas señales de incertidumbre se han encendido en la economía española. El número de concursos de acreedores ha aumentado un 2,2% interanual en 2017 hasta los 4.221, rompiendo una racha bajista de tres años consecutivos, según datos de la agencia de rating Axesor. Este aumento se debe a la presión sobre dos sectores: el comercio y la industria manufacturera. La actividad emprendedora, que se saldó con 94.943 nuevas empresas, también sufrió un marcado descenso interanual de un 7,5%; es la primera vez que cae desde 2009.

El impacto de los sectores comercial y manufacturero explica el aumento global en la cantidad de concursos. El comercio cierra el año con 970 nuevas insolvencias judiciales, un 11,8% más que el año anterior. La industria manufacturera lo hace con 595 quiebras, un 6,4% más que en 2017.

Como contrapeso, el informe resalta la mejora de dos sectores que han servido para moderar las cifras. La construcción, con 809 concursos, un 12,8% menos que en 2016; y las empresas inmobiliarias, con 218, un descenso interanual del 9,9%.

Para valorar estos datos, es indispensable tener en cuenta el crecimiento de la economía española. En 2017, el PIB creció en torno al 3,1%, según el Banco de España. Y a mayor actividad económica, mayor cantidad de empresas. Lo que puede traducirse también en un aumento de las quiebras propio del dinamismo de la economía.

Pero el estudio arroja otra concusión relevante. Solo un 3,16% de los concursos se saldaron en 2017 con un acuerdo entre las empresas y sus acreedores. Esto quiere decir que, en la amplia mayoría de los casos, las firmas que llegan a esta situación no consiguen mantener viva la compañía.

Al analizar los datos por región, el estudio revela que Cataluña fue la comunidad autónoma con más concursos de acreedores en 2017, con 870 incidencias, un aumento interanual del 2,5%. En Madrid, la cifra fue menor, pero con un crecimiento preocupante: se registraron 757 insolvencias judiciales, un 10,3% más que el año anterior.

La creación de empresas pierde impulso

En cuanto a la actividad emprendedora, los datos de Axesor muestran un retroceso pronunciado del 7,5% interanual, con 94.943 nuevas empresas creadas en España durante 2017. El comercio, con 20.628 altas, y la construcción, con 12.647, son responsables del 35% de la creación de empresas; sin embargo, estos sectores sufrieron importantes retrocesos del 11,5% y el 7,2% respectivamente, que explican la caída de la actividad a nivel nacional.

Como consecuencia de esta situación, el capital empleado para la constitución de empresas también se ha visto comprometido. En 2017, sufrió un descenso interanual del 17% y se ubicó en 5.215 millones de euros.

Una parte significativa del deterioro en la constitución de empresas se debe a la crisis en Cataluña, donde el número de sociedades creadas durante el año pasado fue de 18.822, un 15,3% menos que en 2016. En Madrid, con 20.458 nuevas sociedades, se registró un aumento interanual del 1,8%.

Normas