procesadores intel

Esto es lo que ocurre al instalar el parche de Intel ¿se reduce el rendimiento?

Prueban el rendimiento del ordenador tras instalar el parche

Desde ayer no se habla de otra cosa en foros y redes sociales, la importante vulnerabilidad encontrada en los procesadores Intel, que permite a alguien con ciertos recursos tomar el control de nuestro ordenador a través del procesador Intel. Aunque es algo que no puede hacer cualquiera, ayer se demostró que la amenaza es real, y que se puede llevar a cabo en las manos adecuadas con relativa facilidad. La mayor polémica se ha levantado en torno al parche necesario para defenderse de esta vulnerabilidad, que se ha asegurado reducirá el rendimiento de nuestro ordenador entre un 5% y un 30%.

Instalan el parche y este es el resultado

El resultado en el rendimiento del ordenador de instalar este parche lo hemos conocido gracias a Hardzone, que lo ha podido llevar a cabo en un PC con Windows 10 y que ha comprobado hasta qué punto afecta este parche al rendimiento. Lo que han hecho ha sido hacer un benchmark, o prueba de rendimiento al ordenador después de reiniciarlo, para que estuviera limpio de procesos. Para luego descargarse el parche de forma manual desde la página de Microsoft, instalarlo y reiniciar el ordenador para volver a pasar la prueba del Benchmark, en este caso el de Cinebench.

cinebench intel
Resultado del benchmark sin el parche: 547 puntos

Pues bien, la prueba del algodón era este segundo test de rendimiento tras haber instalado el parche y reiniciar el ordenador, y el resultado no puede ser más sorprendente. Porque lejos de lo esperado, el resultado del rendimiento del ordenador con el parche instalado es exactamente el mismo que sin él, por lo que al menos a nivel doméstico no deberíamos notar ninguna diferencia en el rendimiento tras haber instalado el parche.

Cinebench Intel
Resultado del benchmark con el parche: 547 puntos, exactamente el mismo

Donde se espera que haya una verdadera reducción del rendimiento es en los servidores en la nube, que seguramente se vean afectados de una forma más frástica por este parche, y reduciendo su rendimiento en hasta un 30%. En el caso del ordenador doméstico, no parece que vaya a haber reducción alguna, y todo seguirá como hasta ahora, con un rendimiento idéntico.

Normas