mineria

Nuevas ayudas para emprendimientos alternativos en zonas mineras

El Ministerio de Energía desbloquea hasta 40 millones de euros vía subvenciones a devolver en periodos de 3 a 5 años

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital publicó en el BOE el pasado 30 de diciembre la convocatoria de ayudas públicas dirigidas a empresarios autónomos, pymes o cualquier tipo de sociedad privada, que esté interesada en generar proyectos que permitan mantener y crear empleos en comunidades dedicadas a la minería del carbón, pero que supongan una alternativa real a esta industria llamada a desaparecer.

El presupuesto total de la convocatoria asciende a treinta millones de euros, ampliable otros diez de conformidad con lo establecido en el artículo 58 del Real Decreto 887/2006, de 21 de julio, que aprueba el Reglamento General de Subvenciones. Según recoge el propio documento, el plazo de presentación de solicitudes está abierto hasta finales de febrero.

Para optar a la subvención, los interesados deben presentar un resumen de datos básicos del proyecto, así como una memoria del proyecto de inversión, en la que se deben incluir todos los aspectos técnicos, económicos y financieros necesarios, ya que la concesión de los créditos se realizará en base a la viabilidad real de las iniciativas presentadas.

Quienes resulten beneficiarios de estas subvenciones, según el propio documento, podrán solicitar pagos anticipados de hasta un 85% de lo que se le conceda, previo depósito de garantías bancarias en la Caja General de Depósitos. Para ello, el importe debe ser siempre de la ayuda anticipada, más los intereses de demora estimados desde el momento de la concesión del anticipo y hasta el final del plazo que se marque. El periodo medio para hacer la devolución oscilará entre los tres y cinco años desde que se completa la plantilla fijada.

Alternativas laborales

La convocatoria recoge que la principal finalidad de la concesión de estos préstamos pasa por “promover la localización de proyectos de inversión empresarial en las zonas de la minería del carbón y su entorno; País Vasco, León, Asturias; para generar actividades económicas alternativas, con la consiguiente generación de nuevos puestos de trabajo, además del mantenimiento de los ya existentes”. Y es que, con este mecanismo el Gobierno quiere apostar por evitar que los empleados de las minas que están cerrando se queden sin alternativas en su vida activa, al tiempo que se dan nuevas salidas laborales a futuras generaciones.

Normas
Entra en EL PAÍS