Connected Cow de Huawei, así funciona el Internet de la vacas

Connected Cow de Huawei, así funciona el Internet de la vacas

La firma china implanta un revolucionario sistema de monitorización bovina

No cabe duda de que la evolución tecnológica no sólo la podemos palpar en el día a día con la infinidad de dispositivos a nuestro alcance que hay en el mercado, y que potencialmente mejoran nuestra calidad de vida. Pero esta nueva revolución impulsada por las tecnologías conectadas sin cables está pasando a un nuevo nivel, mejorando cada día más la eficiencia en diferentes sectores productivos. Y uno de los más activos es sin duda el de las explotaciones ganaderas. Tal y como está demostrando Huawei con su Internet de las Vacas, una ingeniosa solución que mejora de forma drástica la eficiencia en la producción de leche de estos animales.

Huawei NB-IoT, el Internet de la vacas

Sin duda uno de los puntos clave a la hora de mejorar y hacer más eficiente la producción de leche en las vacas es el de conocer cuándo es el momento ideal para sustraer la leche de estas. Normalmente esto coincide con el momento de apareamiento adecuado de las vacas, algo que no siempre se puede predecir en la medida que les gustaría a muchos ganaderos. Se estima que alrededor del 65% de las vacas se encuentran en celo entres las 21:00 y las 4:00 horas, pero es difícil proyectar un patrón fiable sobre estas prácticas bobinas.

Pues bien, con Huawei NB-IoT, el Internet de las vacas de la firma asiática, se consigue aumentar la precisión de la detección temprana del estro de la vaca de una forma notable, lo que se traduce en un mayor beneficio para la explotación ganadera. Hasta ahora los sistemas de detección del celo de la vaca se han desarrollado con soluciones de corto alcance, con un alto coste y sin un acceso a los datos de forma inmediata y precisa. La solución de Huawei de Vaca conectada aporta todo lo contrario.

Un gran alcance, de cinco kilómetros, y la consulta de datos en tiempo real permiten ser mucho más precisos detectando el estro de la vaca. Además la batería del terminal que llevan al cuello las vacas, ya que no es nada invasivo, se alarga hasta los cinco años de duración. En números contantes y sonantes, esta tecnología de Vacas conectadas o Internet de las Vacas aumenta entre un 75% y un 95% la precisión en la detección del estro de la vaca. El beneficio de la explotación se puede aumentar en nada menos que un 50%. Ya son más de un millón las vacas conectadas con este sistema en China, y Huawei espera poder exportar este sistema al resto de regiones en todo el mundo.

Normas