La recuperación del empleo y la bajada de precios impulsan las compras de regalos

Las familias gastarán en total una media de 633 euros, un aumento del 3,3%

La campaña creará 387.850 puestos en tiendas, hostelería y logística

La recuperación del empleo y la bajada de precios impulsan las compras de regalos

Los Reyes Magos ya se han acostumbrado a encontrar una España en la que se ha instalado una nueva normalidad. Aunque todavía queda un millón de familias con todos sus miembros en paro, entre enero de 2016 y octubre de 2017 (último dato disponible) se han creado un millón de empleos. Este grupo de afortunados es el que está impulsando el consumo y la contratación navideñas.

La bajada de precios a la que las empresas se han visto abocadas por la caída de los salarios y la especialización de los compradores, que han aprendido a buscar gangas en internet, también han contribuido a crear la sensación general de optimismo económico.

Según un estudio de la consultora Deloitte, los españoles prevén gastar estas fiestas una media de 633 euros en regalos, comida, viajes y ocio. La cifra supone un incremento del 3,3% respecto a lo que realmente gastaron en la campaña del año pasado, que fue de 612 euros.

Este repunte sitúa a España a la cabeza de Europa en intención de gasto, superando por primera vez al líder habitual, Reino Unido, cuyos hogares desembolsarán una media de 614 euros.

José Francisco Valls, catedrático de la escuela de negocios Esade, sostiene que a pesar de que las condiciones económicas no son las ideales –“la riqueza del país ha disminuido”–, la bajada general de precios y la mejora del empleo explican la tendencia apuntada por Deloitte. “La crisis nos ha dejado con menos dinero en los bolsillos, pero podemos comprar lo mismo o más porque los productos se han abaratado”, afirma.

Las cifras

252 euros destinarán los españoles a la compra de regalos, el 40% del presupuesto navideño, según Deloitte.

153 euros, la cuarta parte del total, se dirigirá al canal online, que crece así un 10,9%, frente a los 137 euros de las fiestas de 2016.

33% de las compras se harán en la primera quincena de diciembre, que pierde cuota a favor de noviembre (31%).

“La demanda de precios bajos proveniente de todos los grupos sociales, incluso de los más altos, ha repercutido en las empresas y hoy es posible comprar artículos de gama alta en outlets, tiendas físicas o canales online por debajo de su coste de referencia”, añade.

El experto mantiene que la caída de los salarios y la subida del paro registrado durante los años de crisis ha empujado a las compañías a ofrecer descuentos y promociones a lo largo de todo el año o en momentos puntuales bajo diferentes modalidades: a veces, a quien compra por internet, y otras, a quien se acerca a un establecimiento específico o dispone de una tarjeta de fidelización. “El cliente ya sabe que es posible encontrar el mismo artículo con descuentos y se ha acostumbrado a ello”, señala.

El reparto del salario en 14 pagas al año en lugar de 12, como en la mayoría de países europeos –lo que aquí produce el efecto de cobrar dos veces en diciembre–, y la arraigada costumbre de celebrar las Navidades en familia –tradición muy fuerte también en Italia, Portugal e Irlanda– contribuyen también al repunte del gasto en estas fechas, indica.

La explosión navideña del consumo y el adelanto de las compras para aprovechar las rebajas del Black Friday y Cyber Monday han animado el mercado laboral. Randstad estima que entre los meses de noviembre y enero se cerrarán 387.850 contratos, un 11% más que en el mismo periodo de 2016.

Empleo navideño

Adecco y Asempleo, la asociación de empresas de trabajo temporal, prevén la creación de más de un millón de empleos, pero sus cálculos incluyen sectores como agricultura o textil, mientras que las de Randstad se circunscriben a las tres actividades que están más relacionadas con la campaña: comercio, hostelería y logística.

“La duración de los contratos varía según el sector. Los de hostelería suelen ser más cortos porque se vinculan a las cenas de empresa y fiestas de Nochevieja, que normalmente se organizan en diciembre, mientras que los de comercio y logística se activan en noviembre y prolongan hasta Reyes e incluso se enlazan con las rebajas de enero”, dice Valentín Bote, director de Randstad Research.

José Manuel Tojo, director de servicio de Eurocen, una división de Adecco, precisa que los perfiles más demandados son los relacionados con el área de ventas, atención al cliente y promociones, junto con preparación de pedidos y mozos de almacén. Asegura que la demanda por estos puestos ha sido tan alta que cubrirlos ha sido más difícil que otros años.

En cuanto a la incertidumbre asociada al conflicto catalán, los expertos coinciden que su efecto es importante en las grandes decisiones de inversión (la compra de un coche o de un piso), pero reducido en las compras pequeñas (regalos).

Contratos más largos y oportunos

Duración. Olivia Fontela, directora de marketing de Infojobs España, confirma que muchos de los empleos generados por la campaña navideña se extienden para cubrir el periodo de rebajas, alargando así la duración de los contratos. “Este año hemos registrado más de 1.300 ofertas de trabajo para la campaña de rebajas, de las que el 42,5% serán extensiones de contratos cerrados en Navidad”, apunta.

Oportunidad. El 39% de los puestos navideños ofertados en Infojobs requieren al candidato una experiencia mínima de un año y el 48%, de dos, por lo que las vacantes de esta época del año son la oportunidad perfecta para aquellas personas con poca experiencia que quieran introducirse en el mercado laboral o para jóvenes que quieran adquirir habilidades en un sector determinado u obtener un ingreso extra mientras estudia.

Test. Valentín Bote, de Randstad Research, apunta que el rango de edad que deben cumplir los candidatos se ha ampliado. Las empresas ya no buscan solo jóvenes, sino también gente con cierta experiencia, ya que “este tipo de campañas les sirven como test para detectar buenos trabajadores a los que puedan incorporar de manera estable a sus plantillas”, mantiene.

Normas