Las telecos se acercan a los cinco millones de líneas móviles M2M en España

Las operadoras captan 450.000 nuevas líneas en el último año

El avance viene motivado por el internet de las cosas

Las telecos se acercan a los cinco millones de líneas móviles M2M en España

Las líneas móviles entre máquinas (M2M) vuelven a ser un pilar de crecimiento de las operadoras de telecomunicaciones. En el último año, las grandes telecos españolas han incorporado a sus carteras un total de 450.000 líneas móviles entre máquinas (M2M). Solo en los meses de septiembre y octubre, estas compañías ganaron en torno a 111.000 nuevas conexiones de estas características.

Según las estimaciones publicadas por la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC), el mercado español ya roza los 4,9 millones de líneas móviles M2M, nuevo máximo histórico en este mercado en España, y se sitúa a un paso de superar la cota de los cinco millones.

Por compañías, la CNMC no desagrega la posición de cada uno de los grupos. Telefónica indicó que, al cierre del tercer trimestre, contaba con 2,02 millones de líneas M2M en el mercado, un 2,6% más que en la misma fecha del año anterior (en todo el mundo sumar 15,57 millones de conexiones de M2M, con un amplio desarrollo en mercados como Brasil y Reino Unido).

Vodafone, por su parte, no precisa el número de líneas M2M. Fuentes del sector indican que la compañía gestionaría en la actualidad en torno a 1,7 millones de conexiones en este ámbito. Ahora bien, por un parte están las líneas que comercializa directamente Vodafone España a clientes españoles, y por otro las que vende el propio grupo Vodafone a través de su área de grandes cuentas a compañías multinacionales. Así, en su informe integrado, la teleco indicó que al cierre de del mes de marzo, contaba con un total de 1,067 millones de tarjetas SIM activas en España, un 18% más.

El avance de las telecos en el ámbito de las M2M es consecuencia del desarrollo del denominado internet de las cosas, un área en el que todas las operadoras están trabajando como vía para captar nuevos ingresos, especialmente en un momento en el que los negocios tradicionales viven un periodo de estancamiento. De hecho, este área tiene ya la condición de estratégica en el seno de estas empresas.

Las telecos están desarrollando distintos proyectos en sectores como la automoción, el transporte (con herramientas tecnológicas para la gestión de flotas), la industria o la energía. En este último caso, las eléctricas están aplicando amplios programas para la implantación de contadores inteligentes, y así poder medir a distancia los consumos.

En las últimas semanas, compañías como Vodafone y Telefónica han lanzado nuevas iniciativas, tanto en el segmento de empresas como en el residencial.

La operadora que dirige Antonio Coimbra anunció a mediados de noviembre el lanzamiento del servicio V by Vodafone, destinado esta vez a clientes particulares, y que permitirá la conexión de productos electrónicos a la red global de internet de las cosas de la propia compañía. Este nuevo servicio permite la conexión de equipos como GPS para automóviles, cámaras de seguridad 4G, así como trackers para localizar y monitorizar la actividad de mascotas, maletas, mochilas o llaves.

Entre otras iniciativas en España, la teleco ha establecido una alianza con The Cube, un centro de innovación en el ámbito del internet de las cosas.

También Telefónica ha impulsado distintas iniciativas en este segmento. Entre ellas figura The Thinx, destinada a impulsar un ecosistema abierto del internet de las cosas, y que incluye laboratorios en Madrid, Chile, Río de Janeiro, Londres, Berlín y Buenos Aires.

En términos generales, Telefónica prevé alcanzar este año un volumen de negocio en el segmento del internet de las cosas cercano a 290 millones de euros, un 30% más. Solo en el tercer trimestre del año superó los 70 millones.

Proyectos de Cellnex

Cellnex ha establecido un convenio de colaboración con las cuatro fundaciones integradas en la Mesa del Tercer Sector Social de Cataluña para llevar a cabo un proyecto en el ámbito de la vivienda social a través de la aplicación de las tecnologías de sensorización y conectividad vinculadas al internet de las cosas (IoT).

La operadora, que está desarrollando distintas iniciativas en este ámbito, equipará seis viviendas, destinadas a colectivos en riesgo de exclusión social, con varios sensores que permitirán recoger y monitorizar datos, relacionados con los consumos y la eficiencia energética, pero también la detección de temperaturas y otros indicadores que faciliten la tutela de dichos hogares conectados. Cellnex configurará la plataforma de IoT necesaria para el almacenado y la monitorización de los datos a distancia.

Normas