El Corte Inglés colocará hasta 500 millones en pagarés en el MARF

El grupo amplía su programa un 67% para financiarse a tipos desde el 0,23%

La deuda neta de la cadena de supermercados a cierre de agosto roza los 4.000 millones

El Corte Inglés Ampliar foto

El Corte Inglés se ha convertido en un habitual de los mercados de capitales. La cadena de grandes almacenes ha renovado el programa de pagarés en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) y al tiempo lo ha ampliado desde los 300 hasta los 500 millones de euros.

La plataforma de BME permite a empresas de cualquier tamaño acceder a financiación ultrabarata a través de pagarés. Y El Corte Inglés es una de ellas desde diciembre de 2015, cuando registró un programa de estos títulos por 300 millones. Le ha sacado el máximo partido, pues actualmente tiene en circulación el importe límite, con títulos que vencen entre el próximo martes 19 y el 6 de febrero de 2018.

Una portavoz de El Corte Inglés indica que han decidido ampliar el importe de emisión un 67% debido a la avidez que han despertado entre los inversores.

El grupo de distribución que preside Dimas Gimeno paga por esta financiación entre el 0,23% y el 0,27% anual (véase gráfico). Con la ampliación del programa tendrá mayor capacidad de maniobra. Los bancos que acompañan al gigante español en la distribución de este producto son Bankia, que además es agente de pagos, Santander, BBVA, Bankinter, Sabadell y CaixaBank. El asesor registrado es PKF Attest.

Axesor estima una “más que adecuada capacidad”

  • La agencia de rating Axesor emitió el pasado 20 de noviembre un informe de solvencia de El Corte Inglés. Y su veredicto es que “cuenta con una más que adecuada capacidad para hacer frente a sus compromisos financieros”.
  • La conclusión del evaluador se basa en el liderazgo de la compañía “desde el punto de vista de su posicionamiento competitivo y, por otro, en la mejora de su situación financiera en los últimos ejercicios”.

Los pagarés tienen un vencimiento mínimo de tres días y un máximo de dos años y usualmente se colocan entre grandes inversores, pues su nominal es de 100.000 euros. “La flexibilidad de los pagarés del MARF es máxima, se pueden vender en cualquier momento con toda facilidad”, señalan desde un banco especializado en este producto.

El Corte Inglés, además de los pagarés del MARF, cuenta con financiación bancaria por algo más de 1.400 millones de euros procedentes del préstamo negociado a finales de 2013, según fuentes de El Corte Inglés. Ese contrato se firmó por un importe máximo de 4.909,2 millones y fue renegociado en julio de 2015. El importe dispuesto supone una reducción frente a los 1.582,3 millones que estaban utilizándose de ese préstamo a cierre de su ejercicio fiscal, el pasado 28 de febrero, según sus cuentas anuales.

El contrato de financiación incluye la hipoteca de determinados activos de algunos centros comerciales cuyo valor neto contable al cierre de su último ejercicio ascendía a 2.744,20 millones.

La empresa que preside Dimas Gimeno realizó en enero de 2015 a través de la sociedad Hipercor emisiones de bonos por 600 millones de euros que vencen en 2022 y pagan un cupón anual del 3,875%. La compañía acudió por primera vez a los mercados de deuda a finales de 2013, cuando emitió bonos por valor de 600 millones de euros a través de la titulización de los derechos de cobro de sus tarjetas y préstamos al consumo otorgados por su financiera. Además, desde febrero de 2014, Santander posee una participación del 51% del capital social de la división de financiación al consumo A 31 de agosto de 2017, la deuda financiera neta del grupo era de 3.927 millones de euros.

Junto a El Corte Inglés, otras grandes empresas han acudido al MARF para financiarse a través de pagarés, como Gestamp, MásMóvil, Barceló, Vocento, Tubos Reunidos, Maxam y Sacyr.

Normas