Entrevista con el director general de Triodos Bank en España

García-Prieto: “Tenemos peticiones para financiar 300 millones de las subastas de renovables”

Muchos clientes de la entidad se han adjudicado capacidad en las subastas ‘verdes’

García-Prieto no ve peligrar la viabilidad de los parques por la nueva retribución

Entrevista al presidente de Triodos España
Mikel García-Prieto, director general de Triodos Bank en España.

Lleva vinculado a Triodos Bank desde que estre grupo financiero, nacido en los años 80 en los Países Bajos (“tras el deastre de Chernobil”), se instaló en España. Ingeniero industrial, Mikel García-Prieto (Vitoria-Gasteiz, 1973) es director general de la filial española de una entidad que invierte con criterios sociales, culturales y “de lo que hoy llamamos sostenibilidad”. Sus 20 oficinas, 200.000 clientes y un balance de 2.000 millones en España “reflejan que la sociedad busca otra forma de ver la banca”. Todas las inversiones se destinan a los sectores de las renovables, agricultura ecológica, construcción sostenible, salud, atención a personas mayores o en riesgo de exclusión, cooperación al desarrollo, educación o arte.

 ¿Cuál es el perfil del cliente en España?

La mayoría está entre los 40 y 50 años y, a continuación, gente joven.Luego está la cuenta infantil, aunque ya no es el padre el que abre la libreta a su hijo, sino el hijo el que trae al padre a brirla. Al principio nuestro público natural era la gente más comprometida, pero con la crisis ha habido una mayor inquietud, quieren saber qué hace el banco con su dinero.

Podría parecer que a este tipo de clientes no le interesa tanto la rentabilidad.

Nuestro cliente busca un equilibro entre rentabilidad razonable e impacto social. No somos ni los más baratos ni los más caros. Antes de la crisis éramos de los más caros; durante la crisis, de los más baratos y ahora apenas hay diferencia. Estamos en un ROE de entre el 3% y el 5%. Es muy estable y tenemos mayor resiliencia, porque nuestro modelo de negocio es sencillo: captamos ahorros de depositantes e invertimos en sectores de economía real, estamos menos sujeto a ciclos o burbujas.

¿Qué suponen las renovables en la cartera del banco?

El grupo maneja una cartera de inversiones de 14.000 millones y las renovables suponen el 23%, en el caso de España, el 30%. Invertimos a través del banco, con préstamos y a través de fondos, tenemos uno especializado que maneja unos 75 millones de euros.

El sector ha atravesado serias dificultades tras los cambios regulatorios ¿Se han visto obligado a rescatar proyectos?

No hemos tenido ningún problema de impago. Sí tuvimos incidencias por las cuestiones de conexión en 2008, pero fue un riesgo que asumimos.Los inversores han perdido mucha de la rentabilidad que esperaban en el corto plazo, pero la viabilidad de los proyectos no se ha cuestionado. Nosotros tenemos una perspectiva a largo plazo, de financiación no agresiva. Se llegó a financiar el 100% de los proyectos, con apalancamientos muy altos. Quien pretendió especular no encontró en nosotros al mejor socio.

¿Y los recortes de este Gobierno, los de la reforma de 2013?

Ha habido procesos de reestructuración de la deuda, de reorganización de los prestamos acorde con la nueva regulación. Hemos acordado muchas refinanciaciones, con nuevos plazos, para que los clientes puedan tener retorno de la inversión y nosotros, recuperar coberturas razonables. Los clientes están nerviosos con el cambio retributivo previsto en 2020, pero más por la rentabilidad que por la viabilidad de los parques.

¿Con el boom de la defensa del medio ambiente, les ha aumentado la competencia?

Que la lucha contra el cambio climático esté en la agenda de todos es algo positivo. Lo importante es que ese compromiso sea auténtico. En nuestro caso no es un tema de RSC o de moda. Para nosotros, cuantos más activos de renovables haya, mejor.

De los 8.000 MW adjudicados en las tres subastas de renovables celebradas en españa, ¿cuánto podrá aprovechar Triodos?

Muchos de nuestros clientes históricos se han adjudicado capacidad en las subastas. Y, aunque hay dudas sobre cuánta se construirá, tenemos solicitudes de financiación por encima de los 300 millones de euros, que, para nosotros, está fenomenal [se calcula una inversión total de 8.000 millones]. Hay un cambio importante en la forma de financiar: antes era muy cerrada, perfecta y ahora es un híbrido entre projet finance y financiación corporativa, a largo plazo. Nosotros estamos haciendo un proyecto piloto de financiación de un parque eólico a mercado [sin incentivo]. Nos hemos sentado con el cliente, este asume parte del riesgo. Al final se trata de ir diseñando cosas, escalados, escenarios..

El que la rentabilidad esté ligada al bono, ¿no es un riesgo para el banco?

Sí, pero cuando financias a un agricultor ecológico, también. Por eso ya es un híbrido entre mercado y regulación. Estuvo bien hacer projet finance hasta que se desarrolló el sector, pero si ya está desarrollado, hay que asumir poco a poco otro tipo de riesgos. Probablemente, dentro de cinco años ya no habrá ni regulación, por lo que habrá que ir buscando otras fórmulas, como en otros sectores: la financiación no será tan a largo plazo, aunque, a cambio, el coste de la tecnología bajará.

¿Ven futuro al autoconsumo?

Sin ninguna duda y tendrá un impacto relevante. Al igual que en las ciudades habrá coches eléctricos, habrá autoconsumo, los edificios traerán la eficiencia energética incorporada. Lo complicado es saber si va a ser mañana o en tres años. Todos nos estamos preparando para ello: la industria, los gestores de proyectos, los bancos. Pero hay un impedimento regulatorio que haqy que desbloquear. En el norte de Europa hay regulaciones muy claras: si no lo hacemos aquí, acabará viniendo de Europa. Si no, se hará por la reducción del coste, con la reducción del coste será más fácil.

¿Ofrece Triodos hipotecas normales?

Sí, damos hipotecas, pero nuestro tipo de interés está asociado a la eficiencia energética del edificio, cuanto más eficiente sea, menos interés tiene. Si compras una vivienda no eficiente y haces una reforma, el tipo te baja, consigues menores emisiones, menores gastos de energía y de financiación. En esto somos muy incisivos: el que el cliente tenga una factura energética menor (no sabemos cuánto subirá esta en el futuro) menor riesgo para el banco.

Normas