¿Quién dijo miedo? La Bolsa es un buen plan

Los partícipes han cambiado su percepción del riesgo

Con la renta fija sin rentabilidad, los conservadores han tenido que optar por incluir acciones

Mejores fondos pulsa en la foto

A mayor riesgo, mayor posibilidad de ganancia… pero también de pérdidas. Esa segunda parte de la frase ha hecho que el español, conservador por naturaleza, haya huido como de la pólvora de incorporar Bolsa en sus productos de ahorro. La jubilación es algo muy serio como para jugársela y así ha sido hasta hace solo unos años, cuando la renta variable ha ido incorporándose tímidamente en las carteras de una buena proporción de partícipes españoles.

Tanto es así que en los últimos cuatro años el patrimonio de inversión en planes de pensiones con alguna exposición a mercados de renta variable se ha incrementado en 20 puntos, hasta alcanzar el 57,2%, según datos de Inverco. De esta forma, el ahorro acumulado en este tipo de instrumentos en España se concentra de forma mayoritaria en planes mixtos (47%), mientras que el 23% del patrimonio está invertido en renta fija, el 20% en vehículos garantizados y el 11% en Bolsa. Parece que el riesgo ya no nos da tanto miedo.

Para José Ángel Barriga Casabona, responsable de calidad y proyectos de Ibercaja Pensión, está claro que la contratación de productos con un perfil con algo más de riesgo “obedece a la necesidad de buscar fuentes de rentabilidad alternativas a la renta fija cuyos rendimientos están muy cercanos a cero (letra a un año, -0,40%; bono español a tres años, -0,31%; bono español a cinco años, 0,25%). Las Bolsas, por el contrario, se muestran robustas ante un escenario de recuperación de beneficios de las empresas y una situación de crecimiento económico sólido simultáneo en todas las zonas económicas”.

“La naturaleza del inversor español nos situaba en un punto de partida en el que no era difícil que este se animara e incrementara sus posiciones de riesgo”, observa Alberto Vizcaya, responsable de planes de pensiones del sistema individual de Santander Asset Management España. No obstante, “todavía hay ahorradores que se resisten a asumir riesgo y se mantienen en planes más conservadores”, añade.

En Banco Sabadell creen que también influye “el hecho de que están venciendo actualmente muchos planes de pensiones garantizados que han dado buenas rentabilidades, lo que posibilita que sus partícipes estén movilizando a otros planes con algo más de riesgo”.

  • El riesgo de la renta fija

Fuentes de VidaCaixa, por su parte, están convencidos de que “hay que cambiar el concepto de riesgo, ya que en el escenario actual de mercado es difícil pensar que la renta fija sea el activo libre de riesgo. En el momento en que se produzca una normalización de los tipos de interés, la renta fija producirá pérdidas, lo que posiblemente no sea entendido por los inversores tradicionalmente más conservadores”.

“No se trata tanto de un cambio en el perfil de riesgo como de una obligada adaptación a la situación actual de los tipos de interés. La carencia de productos de no riesgo está llevando a los partícipes, inevitablemente, a buscar la forma más adecuada de enfrentar este mayor riesgo”, añaden expertos de BBVA.

De cualquier forma, José Luis Manrique, director de estudios del Observatorio Inverco, matiza que “no es que el ahorrador nacional sea más arriesgado, sino que su percepción del riesgo es distinta, y acepta con mayor naturalidad la inversión en activos que hace unos años no entraban en el universo de elección del partícipe, tal como la renta variable. En este cambio de actitud ha resultado determinante el compromiso de las entidades en la promoción de la cultura financiera de los ahorradores. Los resultados de este proceso ya se empiezan a notar en el comportamiento inversor del partícipe nacional”.

También Pablo Hernández, director comercial de Bankia Gestión de Activos, asimismo cree que en parte es consecuencia “del incremento del conocimiento financiero de los partícipes y también del asesoramiento más completo que se está dando por parte de los comercializadores”.

Telecos y Asia, protagonistas del retorno

  • Tecnología

BBVA, segunda gestora de pensiones por patrimonio, coloca su plan BBVA Telecomunicaciones como el más rentable de octubre, con un 6,35%, seguido de cerca por el BK Variable Asia de Bankinter, que consigue revalorizaciones de entre el 5,5% y el 5,3% según el plan sea en formato individual o como plan de empresa.

  • Gestoras

VidaCaixa continúa encabezando la clasificación de entidades, gracias a gestionar el 24,51% del patrimonio total ahorrado en planes de pensiones. Con casi 5.900 millones menos le sigue BBVA y, en tercer lugar, la gestora de pensiones de Santander.—V. C.

En general las gestoras están notando ese viraje hacia el riesgo en mayor o menor medida. Es el caso de Renta 4 Gestora, no obstante su responsable, Antonio Fernández Vera, cree que en su caso es menos relevante que en la media del mercado “debido fundamentalmente a dos motivos: a que nuestros partícipes tienen un perfil menos conservador que la media y a la buena rentabilidad de nuestro plan de pensiones de renta fija a corto plazo, que está obteniendo la mejor revalorización de los planes de su categoría en todos los plazos”.

En cuanto a la posibilidad de cambiar de un tipo de plan a otro, Pablo Hernández, director comercial de Bankia Gestión de Activos, advierte de que “el perfil de riesgo de un cliente no cambia en general de la noche a la mañana, por lo que si su perfil es adecuado, este se mantendrá en el tiempo. Posteriormente, habría que valorar su horizonte temporal. Así, por ejemplo, si un partícipe tiene un perfil moderado, debe de tener un horizonte temporal mayor que para un plan conservador, y si su perfil es dinámico, el horizonte temporal debe ser mayor que el moderado”.

“A priori, un plan de renta variable es para alguien que tiene un plazo de inversión superior a los diez años y puede evitar la volatilidad del corto plazo. Un plan mixto, en función de su peso en renta variable, es un buen producto para aquellos con menos de diez años y más de tres para la jubilación”, resume José Luis Jiménez Guajardo-Fajardo, director general del área corporativa de inversiones de Mapfre.

Mixtos consistentes

Los mejores planes de pensiones mixtos están ofreciendo rentabilidades muy atractivas, sobre todo el Merchbanc Global, que a un año ha conseguido ganar un 24,5%, y a tres años, un 30,1%. Un retorno que convierte a este plan que invierte en cualquier divisa como el mejor a 12 meses y medalla de bronce a tres años. Otros dos productos de pensiones que entran entre los diez mejores a sendos plazos son el BK Mixto 75 Bolsa, plan de Bankinter Seguros centrado en los mercados europeos, y el Plus Ultra Mixto, un producto de aportación definida también vinculado al sector asegurador.

  • Renta variable y variada 

No es posible encontrar en la clasificación elaborada por VDOS un plan de pensiones de acciones puro que se posicione entre los mejores tanto a uno como a tres años. Si el Allianz Crecimiento 100, centrado en el área euro, es el producto que mejor lo hace a los 12 meses (22,8%), la aseguradora socia de Banco Popular coloca otro plan, pero de Bolsa estadounidense, el Allianz USA, en el cuarto puesto a tres años. Algo parecido le pasa a la gestora de Santander, que ocupa el sexto puesto en ambos plazos pero con distintos planes: Santander Renta Variable España (20,6% a un año) y Santander Renta Variable USA (36,5% a tres años), cada uno especializado en un mercado de valores diferente.

  • Por categorías

Si entre los mejores planes las diferencias no son tan grandes, entre categorías las comparaciones son realmente sorprendentes. Varían de los rendimientos negativos de los planes monetarios a uno y tres años, a las jugosas ganancias de los productos de Bolsa: un 15% a 12 meses, casi un 23% al trienio y 66,7% para el lustro.

Normas