A la receta de Société Générale le falta ahorro

Quiere impulsar el retorno del accionista, pero tendrá que crecer mucho para ello

Invertirá lo ganado con recortes en el sector online en Francia y en expandirse en el extranjero

Frederic Outea, consejero delegado de Société Générale, el martes en Fontenay-sous-Bois, cerca de París (Francia).
Frederic Outea, consejero delegado de Société Générale, el martes en Fontenay-sous-Bois, cerca de París (Francia).

Société Générale tiene una nueva receta para impulsar el mediocre retorno de los accionistas. En la mezcla hay un objetivo de retorno sobre el capital tangible del 11,5% para 2020, un dividendo progresivo y una promesa de elevar el payout al 50% de las ganancias, según lo revelado el martes. Pero falta un ingrediente clave.

El banco establece sus objetivos de crecimiento para los ingresos anuales en más del 3% en los próximos tres años. Eso requerirá esfuerzo. SocGen solo ha logrado tal hazaña dos veces en los últimos cinco años. Además, los finísimos márgenes de la banca minorista francesa implican que la red minorista internacional del banco, que representa en torno a un tercio de las ganancias, y la división de inversión tendrán que generar la mayor parte del crecimiento.

La recuperación en Rusia y un crecimiento continuo en Europa del Este y África deberían ser apoyos suficientes. Pero las comisiones de la banca de inversión de SocGen han disminuido un 19% en los últimos dos años, y su cuota del mercado de comisiones apenas se ha movido. El plan para aumentar los ingresos de la división en un 2,5% parece por tanto demasiado ambicioso.

Los ahorros de costes previstos, de 1.100 millones, podrían tranquilizar a los inversores. Salvo que no los haya. Los que se crearán eliminando 900 empleos en la banca minorista francesa y cerrando 300 sucursales se reinvertirán en plataformas digitales en casa y en expandirse en el extranjero. Se espera que los costes generales crezcan en torno a un 1% por año. El banco, por tanto, solo podrá alcanzar su objetivo de costes/ingresos del 63% si la facturación crece tan rápido como se prevé.

De acuerdo, los bancos deben invertir si quieren explotar el crecimiento online. Y SocGen merece elogios por la valiente decisión de cerrar el 15% de las sucursales en Francia. Pero los inversores pueden ser reacios a darle el beneficio de la duda tras no haber alcanzado el objetivo relativamente modesto de un retorno de capital del 10% en 2016, fijado dos años antes. La acción han caído un 8% en lo que va de año, frente al aumento del 11% del índice Eurostoxx Banks. Su último plan puede no ser suficiente para aliviar el dolor crónico de los accionistas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas