Una CNMV comprometida con la neutralidad fiscal y la transparencia

El regulador apoya una mejora del marco tributario de la gestión pasiva

Sebastián Albella, en el Foro Cinco Días.
Sebastián Albella, en el Foro Cinco Días.

El primer año de Sebastián Albella al frente de la CNMV ha sido particularmente intenso, como el presidente del organismo detalló ayer en el Foro CincoDías. Desde el esfuerzo que supone la regulación a distancia de las instituciones de inversión colectiva, hasta la entrada en vigor de Mifid 2, a principios del año próximo si no hay retrasos, el presidente de la CNMV desgranó la lista de temas ya abordados, así como los nuevos objetivos del organismo. Entre estos últimos, destaca la necesidad de mejorar el marco fiscal de la gestión pasiva, los denominados fondos cotizados o ETF, que no disfrutan de los beneficios tributarios que se aplican a los fondos clásicos a la hora de realizar su traspaso. Albella abogó por una fiscalidad neutra, tal y como existe en otros países, que favorezca la libre competencia entre ambos tipos de fondos y que, por tanto, beneficie al ahorrador. Existen dificultades técnicas para abordar esa equiparación, por ejemplo, que harían necesario adaptar a los ETF el actual sistema nacional de compensación electrónica. Pero sea cual sea la solución, no existen razones para sostener una discriminación fiscal de los fondos cotizados respecto a los de gestión tradicional.

Aunque la gestión pasiva, que incluye todas las estrategias de inversión que replican la evolución de los índices bursátiles, está creciendo a un ritmo espectacular, se trata de una opción de inversión que no ha desarrollado ni mucho menos todo su potencial. Las cifras revelan que los fondos cotizados acumulan ya un patrimonio de siete billones de dólares, lejos de los 34 billones de la gestión activa, pero creciendo. Mejorar su marco fiscal en España será, sin duda, un acicate más en esa expansión.

Entre los grandes frentes que este año ha afrontado el regulador figura una vieja asignatura pendiente: la transparencia. Albella anunció ayer que la CNMV podrá en marcha en los próximos días la ventanilla para denunciar abusos de mercado y otras irregularidades. Se trata de un mandato legislativo europeo, que resulta más necesario que nunca en un mercado cuyo carácter altamente técnico hace especialmente importante la protección al consumidor.

Normas